Para honrar a profetas en su terruño

La UNEAC en Manzanillo cobija espacios culturales para esparcimiento de la población y también para homenajear a personas que hacen notables aportes a la comunidad

Autor:

Amado de la Rosa Labrada

Qué bueno descubrir en una ciudad grande como Manzanillo (ya con más de 105 000 habitantes en su área urbana) la vitalidad de espacios culturales donde la población pueda encontrar el necesario esparcimiento y además honrar, en un ambiente familiar, a personas de la localidad (artistas, maestros, médicos y otros), quienes a lo largo de sus vidas han hecho notables aportes al terruño en diversas facetas.

En uno de esos momentos felices, como para demostrar que allí «los que aman y construyen» sí pueden ser profetas en su tierra, deviene la peña de Olga González y Jesús Estrada (ella, excelente cantante y comunicadora; él, músico admirable, ambos un matrimonio joven), quienes con extraordinaria ingeniosidad y perseverante esfuerzo animan el último viernes de cada mes la velada bien denominada Encanto, que tiene como mejor sitio el patio de la UNEAC.

Hoy, manzanilleros que han asistido a esos encuentros, narran entusiasmados las emociones vividas cuando, por ejemplo, el doctor Románico Arjona, un veterano pediatra; o la profesora Juanita García, entre otros invitados a tan peculiar convocatoria, fueron alabados por su pueblo en una tertulia sui géneris, en la que ellos rememoraron vivencias personales, y fueron conmovidos con testimonios de quienes agradecen eternamente sus notables acciones.

Así, entre canciones, poemas, momentos para chistes y otras expresiones artísticas, con el concurso de personas e instituciones de la localidad (GolfoVisión, Radio Granma, Cultura...), transcurre esta peña que Wilfredo, «Pachy», Naranjo, premio nacional de la Música (2011), califica desde ya como «única en el país por su extraordinaria magnitud cultural y social».

Pero hay más. La casa de los escritores y artistas de Manzanillo, refiere Manuel Olivera Álvarez, «Moa», presidente de la filial en este municipio, fomenta y cobija otras propuestas como las Noche de boleros (primer jueves del mes), que apoyada por la Casa de la Trova está destinada a reconocer, sobre todo, valores locales del género, e incluye otras secciones.

Igual se realizan la Peña del danzón (segundo sábado del mes), género con gran auge en la ciudad, liderado por el grupo que preside Rafael Mejías Palomino; los ciclos de artes visuales, plástica, música popular cubana y otros temas (tercer miércoles del mes); también la tertulia Verbo, letras y más (último jueves), la cual promueve el debate a partir de una conferencia. Otro espacio abierto se denomina Charlas de café (en las mañanas del domingo).

También la filial respalda propuestas culturales de sus miembros en municipios vecinos, como la que se desarrolla en el museo municipal de Niquero, nombrada la Peña pensarte, conducida por el laureado poeta Alexander Bezú.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.