Escuchar el ruido de la calle

Desde hace varios días, decenas de creadores, cubanos y foráneos, invaden la capital cubana con lo mejor del arte contemporáneo

Autores:

Aracelys Bedevia
Lourdes M. Benítez Cereijo

El arte no es patrimonio de las élites culturales. Es y debe ser patrimonio de la mayor cantidad de personas posible, afirmó Rubén del Valle, presidente del Consejo Nacional de las Artes Plásticas en conferencia de prensa previa a la apertura de la Oncena Bienal de La Habana, que quedará inaugurada oficialmente el próximo 11 de mayo.

Al salir de los sitios tradicionales en busca del transeúnte, esta fiesta de la visualidad que desde hace varios días se palpa con fuerza en las calles de la capital cubana. Decenas de creadores, cubanos y foráneos, invaden la ciudad con lo mejor del arte contemporáneo.

Plazas, parques y otros espacios citadinos muestran ya una imagen diferente, como resultado de la interacción del público con propuestas renovadoras y experimentales que hacen de La Habana una gran galería.

Más de 40 países estarán representados en este importante evento, donde confluyen diversas manifestaciones artísticas cuya presencia amplía la mirada y refleja desde múltiples enfoques el imaginario social.

El espectador podrá además ir al encuentro de las iniciativas a las cuales invita el magno evento de las artes plásticas, desde la pluralidad de espacios como el Centro de Arte Contemporáneo Wifredo Lam, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Pabellón Cuba, el Instituto Superior de Arte y la Casa del ALBA Cultural.

Según señaló Jorge Fernández, director de la Bienal y del Centro Wifredo Lam, el certamen genera expectativas y mucha gente cree en ella porque deviene una mirada precisa al arte, ayuda a comprender los modos de entender los procesos y fortalece la presencia de los artistas y sus creaciones. Prueba que la utopía del arte y la cultura no está muerta.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.