Jóvenes radialistas toman la palabra

Concluyó Taller Nacional de la Radio Joven de Moa

Autor:

Héctor Carballo Hechavarría

MOA, Holguín.— A pesar de que algunos escépticos imaginaron que sería un evento más, el recién finalizado Taller Nacional de la Radio Joven de Moa, en su edición 18, volvió para demostrar cuán equivocados estaban.

A pesar de lo recurrente (inexactitudes con la transportación, lamentables ausencias, expectativas teóricas insatisfechas) puedo asegurar que resultó un espacio muy útil y oportuno, a juzgar por la honestidad y la profundidad de los pronunciamientos y reflexiones de los participantes.

Su otro gran mérito fue haber recobrado su escenario como espacio de intercambio de los radialistas jóvenes del país, luego de dos años de haberse quedado solo para los de casa, mucho más si tomamos en cuenta que, apenas superado en edad por su similar santiaguero, el Lloga in Memorian, el de Moa continúa figurando como uno de los más antiguos de su tipo.

Fue precisamente en esta ciudad minera, más exactamente en su emisora de radio La Voz del Níquel, donde la Asociación Hermanos Saíz (AHS), organización de la vanguardia artística juvenil, contó con su primera célula en la nación, y este mismo evento, fundado en 1990, llegara a estar entre los más innovadores e influyentes dentro del mundo de la radiodifusión.

El conocimiento unido a las buenas ganas de hacer una radio cada vez más al servicio del público oyente, revolucionando hasta las últimas de las fibras que soportan su quehacer, estuvieron latentes de la mano de bisoños realizadores, periodistas y directivos de la radiodifusión nacional.

Al testimonio, considerado como uno de los géneros que mejor acercan al oyente al redescubrimiento de su propio protagonismo social y a sus ventajas para narrar las valiosas historias humanas que suelen pasar inadvertidas en nuestra cotidianidad, estuvo dedicada con tino la presente edición. Concursaron 24 obras de más de 15 emisoras de las provincias de Las Tunas, Santiago de Cuba, Mayabeque y Holguín.

Las sesiones teóricas contaron con las exposiciones del periodista Camilo Velasco Petitón, director de La Voz…, y fundador de la AHS en el territorio; y de Cesar Hidalgo Torres, realizador de la emisora provincial Radio Angulo.

Resultó muy saludable que las intervenciones de los jóvenes delegados, en su mayoría recién graduados de las facultades de Periodismo del país o del Instituto Superior de Arte (ISA), estuvieran encaminadas a otorgarle un mayor protagonismo al radioyente dentro de la programación, en detrimento del innecesario realce que se autoproclaman algunos servidores del medio.

Asimismo se discutió sobre lo imperioso de prepararse constantemente para un escenario comunicativo vertiginosamente cambiante.

Vale destacar que el encuentro no faltó tampoco a su propósito de ser taller, al aprovechar muy bien las excelentes condiciones de la referida institución radial para la escucha y el debate de los trabajos presentados, compartirlos con el público, e intentar realizar un foro debate a través de las redes sociales de Internet.

Como colofón de la cita, el jurado otorgó reconocimientos a las mejores realizaciones, y de tal suerte, el primer premio lo obtuvo la joven periodista Mailena Gómez, de Radio Mayarí, con el testimonio Lolo, de júcaro, ákara y caguairán, basado en la vida de una popular lugareña.

María del barrio, del periodista de La Voz del Níquel Nelson Ricardo, mereció el segundo puesto, en tanto el tercer premio fue compartido por las obras Una historia de ciudad: el amolador de tijeras, de la periodista Betsy Aymée Segura Oro, de Radio Holguín; y Entre luces y sombras, de la radiorreportera Liliana Gómez, de Radio Victoria, de Las Tunas.

Por su parte, el premio individual en realización recayó en el operador de sonido Yuniel Cepena, también de Radio Holguín, por Una historia de ciudad: el amolador de tijeras.

Manuel Alejandro Rodríguez, productor radial y jefe de la sección de audiovisuales de la AHS en la provincia de Holguín, anunció que la venidera edición del taller estará dedicada a las charlas expositivas, como recurso dentro de la programación radial.

El Taller de la Radio Joven de Moa se hace muy necesario en estos tiempos por el poderoso potencial que existe de jóvenes periodistas, realizadores y artistas, quienes se han forjado durante los últimos años en nuestras instituciones educativas. De ellos, como se dijo en una de las sesiones del encuentro, la población siempre espera lo mejor.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.