Estamos hablando de cubanía - Cultura

Estamos hablando de cubanía

En el concierto ofrecido este domingo en La Tropical, Elito Revé y su orquesta interpretaron, entre otros, temas de su último disco ¿De qué estamos hablando?, laureado con el Gran Premio Cubadisco 2011

Autor:

Yelanys Hernández Fusté

Esta es su música. La encuentran en el changüí, la rumba y el son, que constituyen su raíz, su naturalidad, su columna vertebral. Así lo ha dicho la Revé en ¿De qué estamos hablando?, su más reciente producción discográfica, y también el pasado domingo, en el capitalino Salón Rosado de La Tropical.

Conectado eternamente con su público y heredero del legado de su fundador, Elio Revé Matos, el Charangón repletó el recinto habanero y sacudió, con su paso arrollador, a los bailadores en un concierto que sobrepasó las dos horas de duración.

«Hace seis meses que no tocábamos en La Tropical porque cumplíamos con compromisos internacionales, pero sabemos que aquí la gente goza con la Revé», decía a la prensa Elito Revé, momentos antes de la actuación.

Una breve lluvia hizo que los asistentes fueran momentáneamente a guarecerse, pero el atrayente toque de los Muñequitos de Matanzas —invitados especiales de la Revé y los primeros en actuar—, los devolvió al centro de la pista y, metafóricamente, replegó el tenue temporal.

Luego, el Charangón ofreció sus cartas credenciales con el tema ¿De qué estamos hablando?, que da nombre al disco que fuera laureado con el Gran Premio Cubadisco 2011. El texto de ese sencillo brinda la visión de estos artistas sobre la música que defienden. Con ello nos indican que esta es una orquesta que «respeta bien la tradición» y «la raíz del changüí», género al que están estrechamente vinculados desde la etapa inicial del grupo, en la década de 1950.

Con una camaleónica mirada sobre otras zonas de la música popular, nos entregaron Matanzas tiene la llave que, con matices de la rumba hecha en la Atenas de Cuba y esa virtuosidad de las parejas de bailadores pertenecientes a los Muñequitos de Matanzas, brindó un inspirador viaje al sincretismo criollo.

Ya sé cantar, ya sé bailar, interpretado por Susel Gómez y ambientado con elementos que distinguen a la salsa internacional, fue bien acogido por sus seguidores.

Uno de los éxitos de la orquesta en este último tiempo devino momento climático del concierto. El Jala jala, salido de la unión de la orquesta con Cristian y Rey Alonso, cantantes de los Kini Kini, motivó a los presentes, quienes pedían, además, hits tan populares como Mi amiga Chichi y Agua pa’ Yemayá, una de las composiciones actuales que sintetizan acertadamente esa conexión con la religiosidad afrocubana, como en los años 90 lo hiciera Adalberto Álvarez con ¿Y qué tú quieres que te den?

El repertorio de la tarde-noche dominical lo completaron estrenos del álbum que ya prepara la agrupación con la disquera Bis Music. Titulado La aplanadora de Cuba, el volumen saldrá entre febrero y marzo del año próximo.

«La Revé se encuentra en un buen momento de popularidad y se debe no solo a mi trabajo, sino al de todos mis músicos», destacaba Elito. Hay en ello un respeto por las distintas etapas de la orquesta y la huella que dejaron allí importantes instrumentistas como Juan Formell y Juan Carlos Alfonso.

Todo se conjuga y en la actualidad se percibe tanto en los arreglos musicales del pianista Wilfredo Alexis Naranjo y del bajista Aisar Hernández, como en el trabajo de las voces y la calidad interpretativa de los cantantes Emilio Frías, Dagoberto Vázquez y Susel Gómez.

Para el regocijo de muchos habrá otra oportunidad de reencontrarse con la Revé. Como explicó su director, ya convocó a sus colegas «a un concierto para recaudar fondos para los damnificados del huracán Sandy. Es muy bonito que los artistas se motiven, pues es nuestro deber como cubanos ofrecer esta actuación».

Elito manifestó, además, los deseos de su orquesta de visitar las provincias de Santiago de Cuba y Guantánamo, cuando las condiciones mejoren.

Por lo pronto, nos quedamos con su más reciente actuación en La Tropical, donde cientos de personas corearon las canciones del Charangón y entendieron que ellas hablan certeramente de la cubanía.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.