Alma Máter festejó sus 90

En el Instituto Superior de Diseño (ISDi), de la capital, tuvo lugar este miércoles la celebración junto a su público fundamental, los estudiantes universitarios

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Con el desafío de seguir laborando «con energía y entusiasmo por todo lo que sea beneficioso a la clase estudiantil cubana», en consonancia con las posibilidades tecnológicas de estos tiempos y las demandas de un público más culto y exigente, la revista Alma Máter festejó sus 90 años de fundada por Julio Antonio Mella.

En el Instituto Superior de Diseño (ISDi), de la capital, tuvo lugar este miércoles la celebración junto a su público fundamental, los estudiantes universitarios, así como de dirigentes juveniles, el colectivo de la revista y muy especial de familiares y amigos de Manolito Carbonell, quien dirigió la publicación en su etapa clandestina.

Durante la celebración se presentó el documental Manolito Carbonell: Una historia por contar, del realizador cubano Alberto Guerra, quien agradeció la oportunidad de servir de conexión entre las generaciones de estudiantes y la vida de un hombre que desde muy temprano comprendió la necesidad de denunciar, alertar y convocar, a través de Alma Máter, sobre la realidad política de Cuba y de su estudiantado.

A mantener vivo el legado del joven revolucionario, quien reanimó la publicación sin temores ni tapujos en tiempos difíciles para los universitarios y la Revolución, llamó Heydi Grau, la viuda de Manolito, quien significó la importancia de rescatar la memoria del movimiento estudiantil y el pueblo cubano que está narrada en las páginas de Alma Máter.

Cuatro años duró la investigación para este material, que en 12 minutos nos muestra a ese estudiante de Derecho de la Universidad de La Habana que marcó a la revista y tenía el objetivo de fortalecer la propaganda y convertirse en voz pública de la juventud estudiantil opuesta verticalmente al régimen de Fulgencio Batista.

Y como la historia de la revista joven más antigua de Cuba podría contarse a través de sus presentaciones, también se inauguró la exposición La revista de Mella, con 22 portadas de la publicación, desde los años fundacionales hasta hoy. La creatividad y el talento de ilustradores, diseñadores y fotógrafos dejan constancia gráfica de los pasos de la publicación en sus nueve décadas.

Además, se realizó la premiación del concurso de periodismo universitario Manolito Carbonell. En crónica resultó ganadora Dariana Reinoso, por el trabajo Los huevos fritos de Eufemia; en entrevista Susana Rodríguez por Nersy Felipe: todo lo que tengo son libros, y en reportaje Yoel Suárez, por Gota de tierra. En comentario Raquel Caballero obtuvo el galardón por el trabajo Contrarreloj, y en fotorreportaje el premio quedó desierto.

A las celebraciones por el aniversario asistieron Niurka Duménigo, directora de la Casa Editora Abril, a la que pertenece la publicación; Heidy Donis, vicepresidenta de la Federación Estudiantil Universitaria, y estudiantes de las universidades de la capital.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.