La solidez de un estilo

Del 14 al 21 de marzo de este año, se realizará en Cuba el 12mo. Congreso Internacional sobre Art Decó, con la participacón de expertos de varias naciones

Autor:

Aracelys Bedevia

No pocas personas, tanto cubanas como foráneas, detienen a diario la mirada ante la riqueza estética de una ciudad que ofrece al caminante la posibilidad de disfrutar de una variada arquitectura. La Habana, con sus mansiones y edificios de familia, invita a recorrer la historia a través de sus inmuebles, pero también a preservarla para las generaciones futuras, razón por la cual se organizará próximamente en la capital un congreso internacional.

Uno de los estilos que marcaron su desarrollo fue el Art Decó, el cual se impuso en los espacios modernos de la capital en el período entre las dos guerras mundiales del siglo XX, irradiándose hacia otras provincias del país.

Surgido como resultado de influencias tan diversas como el Art Nouveau, el Cubismo y el Bauhaus, el Art Decó buscó inspiración en las más ricas culturas de la historia e inundó el ámbito de la vida cotidiana.

La Exposición Internacional de Artes Decorativas e Industriales celebrada en París en 1925 y difundida en la Isla a través de fotografías, grabados y dibujos publicados en revistas, conquistó el interés de los arquitectos cubanos, dando lugar, sobre todo en La Habana, a las primeras edificaciones Decó.

Identifican esta tendencia el predominio de la geometría: la línea recta horizontal y vertical, el cubo, la esfera, los zigzags, las líneas perpendiculares combinadas con circunferencias, hexágonos y octágonos. Otros de sus elementos distintivos son la presencia del sol con rayos luminosos y radiales, de ondulaciones que representan el fluir del agua o las nubes congeladas que hacen abstracción de la naturaleza. Sobresalen también dentro de esta tendencia las gacelas, galgos o panteras, palomas, garzas, fuentes congeladas con formas ascendentes, hombres hercúleos, atlantes, obreros o mujeres estilizadas, seres humanos alados o representados en posturas.

La arquitectura es el arte mayor dentro del Art Decó; sin embargo, fue el diseño gráfico el primero en reflejar en Cuba el nuevo estilo que se imponía en el mundo. Este modo de ilustrar, atractivo por su geometría, líneas simples y tipografía moderna, penetró rápidamente entre los ilustradores criollos. Revistas de larga vida y alcance diverso, como Social y Carteles, dieron difusión a esta visualidad, que tuvo su impacto también en la música y el cine nacional.

Una amplia presencia

Los años 20 y 30 quedaron insertos en la historia del siglo XX y de la decoración como los del Art Decó, que tuvo sus primeros exponentes en la Isla a partir de 1927. De ese estilo son los teatros América, Fausto y Arenal. Otras edificaciones como la Casa de las Américas y la Plaza de la Revolución también lo representan.

Imposible no mencionar al edificio López Serrano, por muchos años el más alto de La Habana, que se comenzó a levantar en 1929, en Línea y calle 13, proyectado por los arquitectos Ricardo Mira y Miguel Rosich; o a la conocida Residencia de Juan Pedro Baró y Catalina Lasa, inaugurada en 1927, con una fachada de estilo renacentista florentino que abre paso a interiores artdecosianos con referencias egipcias.

Ilustrativo de este estilo es el Hospital Municipal de Maternidad América Arias. Sus autores, el dúo Govantes-Cabarrocas, terminaron la primera parte en 1930 y posteriormente lo ampliaron en el año 1957, conservando el mismo estilo. En su construcción se invirtió el sistema usado en la residencia Baró-Lasa. No obstante, la obra maestra del Decó habanero es el edificio de oficinas Emilio Bacardí, erigido entre 1930 y 1938, y que resultó de una selección por concurso y del encargo a Esteban Rodríguez Castells y Rafael Fernández Ruenes.

Para cuidarlo mejor

La existencia en el país de un grupo de expertos en las manifestaciones del Art Decó, adjunto al Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, ha posibilitado dirigir la mirada hacia este estilo e implementar hace más de una década acciones específicas encaminadas a estudiarlo y salvaguardarlo.

El interés en coordinar encuentros internacionales de Art Decó, sobre todo entre especialistas de Cuba y Estados Unidos persiste desde entonces. Sobre esa base se han realizado tres reuniones con profesionales de ambos países, las cuales incluyeron recorridos por varias zonas de la capital, según comentó Gustavo López, especialista en Historia del Arte y coordinador general del 12mo. Congreso Internacional que sobre el tema se celebrará acá, del 14 al 21 de marzo de 2013.

Para los estudiosos estadounidenses, que por razones políticas están alejados de Cuba, es muy importante descubrir la existencia de edificaciones de ese estilo. De ahí que muchos de ellos estén interesados en asistir al cónclave, que por primera vez tiene por sede a una nación caribeña y es convocado por la Coalición Internacional de Sociedades Art Decó, ICADS, de la que Cuba es miembro.

Se espera participen no solo expertos de Estados Unidos y Cuba sino también de Canadá, Puerto Rico, Australia, Nueva Zelanda, China, Inglaterra, España, Brasil, Argentina y otras naciones de América Latina y Europa, deseosos de conocer el desarrollo que el Art Decó tuvo en el país y acceder de esta forma a la cultura cubana, aseguró López.

Como resultado de las restricciones que impone el bloqueo fue necesario cambiar la presidencia a Canadá para desde allí apoyar su organización, subrayó el coordinador del evento por nuestra parte.

A la incidencia que este puede tener en la toma de conciencia de la población, en aras de la protección de edificaciones y objetos decorativos se refirió igualmente el especialista, quien enfatizó en la importancia de que las personas reconozcan un monumento o edificio Art Decó, lo miren con respeto y lo cuiden.

En el Hotel Nacional de Cuba será la inauguración y clausura del congreso, que tendrá sus sesiones teóricas en la Casa de las Américas e incluye recorridos temáticos por diferentes zonas de la capital y un evento poscongreso a partir del 21.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.