Temor a la nostalgia

«No tengo dudas de que existe amor en la humanidad, y esto lo he aprendido aquí», expresó el afamado fotógrafo neoyorkino John Rusnak, quien eligió a Cuba para hacer la exposición Temor a la nostalgia, que será inaugurada mañana 27, en la Fototeca de Cuba

Autor:

Aracelys Bedevia

El afamado fotógrafo neoyorkino John Rusnak ha encontrado en el proyecto social cubano motivo de inspiración para su obra creativa. «No tengo dudas de que existe amor en la humanidad, y esto lo he aprendido aquí», expresó el artista, quien eligió a Cuba para hacer la exposición Temor a la nostalgia, que será inaugurada mañana 27, a las 4:00 p.m., en la Fototeca de Cuba. Con ella darán inicio las actividades de la III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del mundo.

Esta colección, afirmó, fue concebida en la Isla porque «es uno de los países donde mejor encontré el concepto de la igualdad y la justicia». La intención ética de Temor a la nostalgia es «promover la unidad, la fraternidad y la fe del ser humano en cualquier parte del planeta. Involucro el tema martiano porque, cuando estuve realizando las investigaciones preliminares, consulté diversos materiales y me gustó mucho el pensamiento filosófico de Martí acerca de la necesidad de unidad y hermandad entre los hombres. Esta filosofía se parece a la educación que recibí cuando era niño: de respeto al hombre y contra la discriminación racial, la xenofobia y la violencia en general».

El proyecto, aseguró, comenzó hace unos dos años y fue concebido con la colaboración del doctor Ivan Schulman, uno de los más importantes estudiosos y divulgadores del pensamiento martiano en Estados Unidos. Está inspirado en la igualdad, la equidad, la lucha contra el racismo, y la tendencia, por parte de algunas personas, a olvidarse de su historia.

«Se iba a realizar originalmente en países como Argelia, o en las ciudades de Watts, New York y Los Ángeles, en Estados Unidos, pero como Cuba ha progresado tanto en cuanto a la equidad, tomamos la decisión de hacer muchas de las fotografías aquí», explicó.

Temor a la nostalgia se complementa con pensamientos, además de Martí, de Fidel Castro, Mahatma Gandhi, del filósofo griego Platón, y del propio artista. La integran 18 piezas, organizadas en seis trípticos de 12 pies de largo por cinco de alto.

Estas instantáneas fueron tomadas con negativo Polaroid, 4 x 5 en blanco y negro, e impresas sobre papel fotográfico. Luego fueron manipuladas con pinturas y fotografiadas nuevamente. Se trata de una técnica en la que se entremezcla la pintura con el muralismo y la fotografía.

Incluye imágenes que pueden ser coincidentes con diversos hechos político-históricos o sociales de varias partes del mundo. Algunas de ellas no reflejan la realidad cubana, pero evidencian sentimientos universales. Como, por ejemplo, las de los casos de la lucha de Argelia contra la ocupación francesa y que podrían coincidir con otras de prisioneros o reclusos durante las invasiones a Afganistán, a Iraq; imágenes tomadas en Centroamérica o en la ilegal Base Naval de EE.UU. en Guantánamo.

Todas, precisó, son una prueba de que la historia se repite, a pesar del transcurrir del tiempo. «Negarse a aprender de ella es un problema universal que nos separa», puntualizó Rusnak. La colección será donada a instituciones culturales cubanas. «Nació aquí y esta será su verdadera casa».

En la OEA

Temor a la nostalgia será expuesta en el Museo de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, el próximo mes de marzo. Es una forma de unir a los pueblos y horadar, mediante el arte, el bloqueo económico, financiero y comercial impuesto a los cubanos, dijo Rusnak.

Llevar este mensaje revolucionario al Museo de la OEA —de la que Cuba fue expulsada siguiendo órdenes de EE.UU.— es una especie de victoria porque permitirá «difundir la bondad de este pueblo», captada en muchas de las instantáneas, «y la equidad de su proyecto de vida»; al tiempo que contribuirá a «romper barreras que impiden nuestra unión como pueblo».

El arte planta la semilla. Temor a la nostalgia «está tratando de sembrar una, para que las personas entiendan que se puede ganar o perder todo», concluyó.

La III Conferencia Internacional Por el Equilibrio del mundo reunirá, del 28 al 30 de enero, en el Palacio de Convenciones de La Habana, a martianos de todo el orbe.

La cita constituirá una de las principales conmemoraciones por el aniversario 160 del natalicio de nuestro Héroe Nacional.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.