Sorpresas de Abril en febrero

Más de 70 ofertas literarias presentará la Casa Editora Abril para la XXII Feria Internacional del Libro Cuba 2013, tanto en varios espacios del Vedado habanero, como en la principal sede de la Feria, el complejo Morro-Cabaña

Autor:

Raymon Dariel Rodríguez González

Acerca de las diferentes aristas de los conflictos que padecen hijos, padres y hermanos en un entorno familiar donde convive un seropositivo y sobre los dilemas del personal y las instituciones de salud que trabajan con estos pacientes, trata uno de los libros más esperados de los muchos que este año propone la Casa Editora Abril para la XXII Feria Internacional del Libro Cuba 2013.

Sida, nuevas confesiones a un médico es su nombre y llega con la firma del reconocido doctor Jorge Pérez Ávila, quien ha dedicado 25 años al estudio y tratamiento de la enfermedad y que regresa, después de Sida, confesiones a un médico con este título que devela, a través de testimonios, los otros rostros del VIH en la actualidad cubana.

Esta será una de las más de 70 ofertas literarias que presentará la editorial de la UJC, tanto en varios espacios del Vedado habanero, como en la principal sede de la Feria, el complejo Morro-Cabaña.

Como ya se ha hecho tradicional y aprovechando que la cita literaria se dedica este año a Angola, este sello editorial ha elaborado una atractiva monografía que consiste en diez textos, los cuales forman parte de la colección Angola en el corazón, y que abordan tópicos como la geografía, historia, pueblos, flora, fauna, cultura y leyendas de esta querida nación.

Por ser también Abril la casa de las organizaciones pioneriles y estudiantiles, tendrá otra vez este año un lugar protagónico en el Pabellón Cuba, sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz (AHS), donde las presentaciones de libros, por tratarse de literatura destinada al público infantil y joven, serán más «movidas» que la de los adultos, y por tanto abundará la alegría, porque estarán acompañadas de payasos, conciertos, proyecciones de películas...

Entre esas obras literarias dirigidas a los pequeños destaca La brujita de San Isidro, una historia sobre las emocionantes aventuras vividas por Ali y Daniel. Realidad y fantasía se funden para conducir a los lectores a diversos escenarios cubanos. La amistad, el amor y la valentía triunfan tanto en el mundo mágico como en el real. Mensaje optimista que nos transmite por medio de una atractiva narración Eric Llanes Sánchez, miembro de la AHS y premio Calendario 2009, justo en este género. Este libro será presentado junto a Antología del cuento infantil latinoamericano y El sombrero del mago, el 23 de febrero, en el céntrico recinto ferial.

Muy esperada es, asimismo, la reedición de Akeké y la jutía, de Miguel Barnet, que, a más de tres décadas de su publicación, se ha convertido en uno de los textos favoritos de toda la familia. Hallamos en sus páginas esa calidez y vitalidad de quien logra apropiarse de la fuente de nuestros orígenes para explicarnos y hacernos comprender mejor lo que somos.

Del mismo modo vuelve ¡Chamaquili, Chamaquili! que, con la rúbrica de Alexis Díaz-Pimienta, vio la luz en el 2006 e inauguró, un año después, la gustada colección Mapá. La lagartija de quita y pon, de Daidy Díaz Zas, también le hace honor a la poesía por medio de poemas ágiles y curiosos, que alegran y despiertan la imaginación.

Mabel Suárez, jefa del Departamento del libro de esta casa editorial, informó a JR que Abril cuenta, además, con 29 proyectos especiales enfocados en brindar una mayor cultura general. Y mencionó entre ellos algunos de los libros troquelados que saldrán a la venta: Fábrica de fábulas (Hanna González Chomenko), El cerdo comilón (Gisela de la Torre Montoya), Una oca muy loca (Mónica O. Robaina), Un sombrerito mambí (Cristina Obín) y Aventuras en el reino de Ortografía (Jorge Oliver Medina).

En este último, su autor (historietista, director de animados, narrador, creador de las Aventuras en la Isla del Coco y realizador del programa Cuadro a Cuadro) le da vida a las letras y los signos convirtiéndolos en personajes de un singular país regido por la reina Regla, quien vela porque las normas ortográficas se cumplan.

Muy interesante se anuncia la serie A colorear (Frutas, África, La fantasía...), al igual que las siete pancartas, enfatizó Mabel Suárez, quien aseguró que Viaje al zoológico, Educación vial, Mapa administrativo de Cuba, Los músculos y La Tierra resultarán de gran ayuda para la educación de los más jóvenes por sus mensajes didácticos, aunque está convencida de que la cantidad de ejemplares seguirá siendo insuficiente, atendiendo a la demanda que existe por este tipo de materiales.

«El Ministerio de Cultura, junto a todas las editoriales del país, ha hecho un gran esfuerzo para que las tiradas de libros cumplan las expectativas de la población, a pesar de que muchas veces esto sea imposible. Editoriales como Gente Nueva y Editorial de la Mujer nos acompañan en la publicación de los libros dedicados a los niños, que son tal vez los más buscados en la Feria. Por ello, en los últimos tres años aumentamos el número de ejemplares y hemos intentado lograr una mayor diversificación de la oferta».

Para todos los gustos

Agotado desde hace mucho tiempo, aparece de nuevo Regalo de Jueves, que nació a partir de la sección La tecla ocurrente, llevada adelante por el maestro Guillermo Cabrera  Álvarez en JR. Mas el diario de la juventud cubana también estará acompañando a Abril con otros dos libros: Historias con lupa, de Luis Hernández Serrano, y Pregunte sin pena, de Mariela Rodríguez Pena, los cuales se presentarán el día 22 en el Café Wichy, del Pabellón Cuba.

Sin embargo, las otras publicaciones de Abril no se quedan atrás y traen novedades: El Caimán Barbudo presentará la revista número 373 y propondrá su acostumbrado espacio de trova y poesía; Zunzún vendrá con su Patriotas cubanos IX, de Ana María Luján; y Juventud Técnica convocará por estos días su atractivo concurso de ciencia y ficción, cuyos resultados se recogerán en un libro que se editará para el 2014.

Mientras ese momento llega, y para que los lectores amantes del mundo futurista no se entristezcan, se ha preparado Condonautas, una noveleta protagonizada por Josué Valdés, por medio de la cual el autor, José M. Sánchez Gómez, nos invita a un viaje a una Galaxia habitada por razas inteligentes.

No escasearán tampoco los libros de corte histórico. Algunos de ellos de obligada lectura como Fidel Castro Ruz, Guerrillero del tiempo, donde el líder de la Revolución cubana responde el cuestionario abarcador presentado por Katiuska Blanco  (Todo el tiempo de los cedros, Ángel, la raíz gallega de Fidel...). Dentro de este género también clasifican textos como Cuesta arriba. Historias de Cinco Picos (Jorge Martín Blandino), Juan Bruno Zayas, el general más joven (Abelardo Padrón Valdés) y el ya conocido Cuerpos que yacen dormidos (Luis A. Figueroa Pagés).

No deberá faltar dentro de la biblioteca familiar un libro como Por esto, de Armando Hart Dávalos y Eloísa Carreras, quienes, por medio de la crónica, reúnen anécdotas, perfilan personalidades, definen hechos imprescindibles de nuestra historia patria y relatan momentos actuales de la cultura y la política. Tampoco Sospechas y disidencias (Iroel Sánchez Espinosa), que fuera presentado recientemente en la Casa de la Amistad. Se trata de textos que han aparecido en el blog La pupila insomne, una bitácora cubana en Internet.

Y cuando se habla de Abril, entonces hay que mencionar también los Premios Calendario, el codiciado reconocimiento literario que otorga la AHS, con el objetivo de estimular la creación literaria. Ahora estarán al alcance de los lectores los títulos ganadores de la edición anterior: Chupar la piedra, de Legna Rodríguez (poesía); Ellas quieren ser novias, de Frank D. Frías Rondón (cuento); La opinión pública: una condición antihegemónica, de Meysis Carmenati (ensayo); Vaquita, de José Antonio Linares (literatura infantil); y Relationships, de Margarita Borges (teatro).

Refiriéndose precisamente a los Premios Calendario, Ranfis Suárez, joven diseñador de la editora Abril, anunció que evidenciarán renovación, la cual será visible en un nuevo diseño que posee la intención gráfica de resaltar las portadas, al tiempo que utiliza obras de artistas de la plástica para impregnarles un aire más moderno.

Y es que todos, en Abril, sueñan con satisfacer los gustos del amplio público lector cubano. De hecho, se esfuerzan cada día del año para conseguirlo, aunque siempre reservan para febrero sus mejores sorpresas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.