Canciones para crecer - Cultura

Canciones para crecer

La guitarra sin envejecer, velada para recordar el primer concierto de la Nueva Trova el 18 de febrero de 1968

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Tres guitarras. Tres poéticas. Tres jóvenes. Silvio Rodríguez, Noel Nicola y Pablo Milanés subían al escenario de la Sala Che Guevara, de la Casa de las Américas, invitados por Haydée Santamaría, para compartir canciones.

Cuentan que los trovadores cantaron y regalaron la música que tenían. Llegado el momento fue necesario confesar que los temas se habían agotado. Tenían dos opciones: repetir las canciones o invitar a algunos amigos a sumarse a la presentación. Fue así que otros cantautores presentes en el público, como Vicente Feliú, Eduardo Ramos y Martín Rojas, completaron el concierto. Era el 18 de febrero de 1968.

Cuarenta y cinco años después de aquella primera presentación, en la que confluyeron tres nombres fundamentales de la Nueva Trova, los artistas Eduardo Sosa, Diego Gutiérrez, William Vivanco, Roly Berrío, Kelvis Ochoa y Tony Ávila, convocados por la UJC y Casa de las Américas, unirán su música para rememorar aquel suceso, en el concierto La guitarra sin envejecer, que tendrá lugar este lunes, a las 7:00 p.m., en la intersección de las calles G y 3ra. (Vedado).

En diálogo con Juventud Rebelde Eduardo Sosa señaló que Silvio, Noel y Pablo abrieron el camino. «Este concierto significa mucho. Verme involucrado en la celebración del aniversario 45 de ese primer encuentro en el que estuvieron las figuras más importantes del Movimiento de la Nueva Trova, personas que me inspiraron, es un orgullo y una forma de demostrar agradecimiento».

Lo más interesante para Diego Gutiérrez es que cuatro décadas y media después se reúnan «un grupo de amigos, seguidores de aquellas canciones de la Nueva Trova, con diversas sonoridades, influencias y maneras de hacer, para homenajear a la trova en general».

El concierto ha sido concebido como un gran espectáculo. En esta ocasión no será en la mítica sala Che Guevara, sino en la calle. Los trovadores convocados interpretarán temas de su repertorio y canciones de Silvio, Pablo y Noel, así como de Sara González y Vicente Feliú, entre otros.

Herederos y continuadores de esa cancionística, Sosa y Gutiérrez coinciden en que La guitarra sin envejecer será una fiesta y un compromiso con el arte. «Para mí la trova no es solo una vía de entretenimiento o de ganarme el sustento, sino una postura ética y estética con la vida y la sociedad», subrayó el autor de A mí me gusta, compay.

Diego asume el concierto como una posibilidad de llegar a un público amplio. No obstante, refirió que existe una asignatura pendiente con la trova: ponerla al alcance de todos y hacerla más visible.

Tal vez por esas razones las expectativas con este concierto se intensifican. Eduardo Sosa aseveró que «es hora de percatarnos de la necesidad que tiene este país de escuchar, cada día más, esas canciones y entenderlas, para ver en ellas no solo una forma de recrearse, sino también una manera de crecer como seres humanos».

 

La guitarra sin envejecer será el homenaje de un grupo de trovadores el lunes 18, a las 7:00 p.m., en la intersección de las calles G y 3ra. (Vedado), para celebrar el aniversario 45 del primer concierto de la Nueva Trova.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.