Buscando una visualidad identitaria - Cultura

Buscando una visualidad identitaria

Epílogos de una imagen idealizada es la mas reciente muestra del fotógrafo Adrián Fernández Milanés que se exhibe en la galería Servando

Autor:

Aracelys Bedevia

El fotógrafo Adrián Fernández Milanés no anda por la ciudad cámara al hombro a la caza de una buena imagen. Antes lo hizo, pero su trabajo ha transitado hacia el estudio fotográfico como espacio de creación. A este joven artista le gusta crear las imágenes y jugar con las palabras, significados y conceptos.

Trabaja en series, buscando la unidad porque «una imagen no lo dice todo y por sí sola pudiera dar una pista incorrecta», expresó. Sus estudios en la Universidad de las Artes (ISA), le han permitido proyectarse desde el punto de vista conceptual y tener los argumentos más claros. Pero también intuye los caminos.

Epílogos de una imagen idealizada, la más reciente exposición de este artista del lente, que se exhibe en la galería Servando, da muestras de su evolución creativa. Si bien hasta hace poco lo habíamos visto centrado, sobre todo en la fotografía de interiores de casas, persiguiendo una comunicación más íntima, ahora se mueve al otro extremo de la balanza. Epílogos… es el regodeo en una estética e imagen que ha prevalecido. Es, como él expresó: «el arquetipo en sí mismo».

En esta exposición, Fernández recrea a las bailarinas de Tropicana como una manera de imaginar lo que significa ser cubano. Pero también se detiene en los detalles de los trajes, con una rica carga expresiva y excelente calidad en las imágenes.

—¿Cómo surge la idea de hacer esta exposición?

—Llegué al cabaret Tropicana por casualidad. Me querían contratar para que realizara fotografías publicitarias. Después de hacerlo, pedí autorización para entrar a los almacenes y fotografiar los detalles de los vestuarios, que era lo que me interesaba. Cuando estoy en un proyecto, trato de cubrir diversos ángulos y pensar diferentes maneras de fotografiar, para darme también más espacio a la hora de editar. Eso me llevó a interesarme en las modelos, en un segundo momento. Evité, por todos los medios, mostrar lo que casi siempre se ve de Tropicana.

«Con Epílogos... voy al otro extremo: el de la imagen más estereotipada. Es una visualidad que responde a cierta iconografía y en la que incluí todos los elementos que se pueden presenciar en el escenario de ese lugar, principalmente la luz y el color.

«El desarrollo de esta exposición me tomó alrededor de un año y medio. Mientras la preparaba, inauguré otras muestras en el extranjero y estuve dando clases de fotografía documental en la Universidad de Nueva York, Tisch School of the Arts. Allí hice la posproducción, el retoque de los detalles y toda la labor de edición para ver con qué imágenes me quedaba. Las piezas las imprimí yo mismo, aquí, con tinta de pigmento».

—¿Por qué la fotografía como medio de expresión?

—Estudié Escultura en la Academia San Alejandro y después en el ISA. Pero la fotografía fue lo que me permitió avanzar más. Me gradué en 2012 con una tesis en este medio, que fue la exposición que presenté en el Centro de Desarrollo de las Artes Visuales.

«Me gusta la versatilidad que tiene la fotografía. Es un medio muy dinámico. Me interesa mucho la relación que se establece con algo que existe en la realidad, a pesar de que he transitado hacia la fotografía de estudio. El resultado es tan variado como ideas tengas y todo lo que visualizas lo puedes ejecutar.

«A veces busco imágenes que son de naturaleza más abstracta, pero no porque me enajene del contexto donde vivo. Detrás de esas imágenes también hay ideas, conceptos que me conducen a desarrollar los trabajos. Además, la obra toma sentido desde donde la estés haciendo, y para mí tiene sentido la búsqueda de lo cubano en imágenes. Detrás de Epílogos... lo que hay es una fachada».

—Estuviste con otras series, a finales del 2012, en el festival de fotografía Phot’Aix, en la ciudad de Aix-en-Provence, Francia; también en el Photo Phnom Penh, Camboya. ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

—Tenía ganas de hacer Epílogos..., lo necesitaba y ahora que está expuesta quiero saber la opinión del público que es, en definitiva, quien completa la obra. Mientras tanto, voy resolviendo cómo será la visualidad de los próximos proyectos. No me gusta exponer por exponer. Prefiero guardar el trabajo y presentarlo cuando esté más sólido. Tampoco me rige una determinada manera de hacer fotografía. Estoy tratando de captar una imagen que defina a los cubanos, pero siempre fracaso. Pienso que tendría que atrapar no solo los contextos en que se desarrollan las personas sino también el carácter del individuo, y todo eso es bien difícil de expresar en imágenes».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.