La Gioconda solo ha dejado tres veces su casa parisina

La célebre obra del italiano Leonardo da Vinci fue expuesta en Estados Unidos en 1962 y en Moscú y Tokio, en 1974

Autor:

José Luis Estrada Betancourt

Sin contar los años de las guerras mundiales, cuando fue escondida para su protección, la Gioconda, célebre obra del italiano Leonardo da Vinci, solo ha dejado tres veces su casa parisina. La primera fue el 20 de agosto de 1911, cuando un ex guardia del museo entró en el Louvre a las siete de la mañana vestido con la bata del personal, descolgó el cuadro, lo extrajo del marco y se llevó la tela bajo la ropa. Finalmente la Mona Lisa apareció, dos años después, en Italia, cuando el ladrón intentaba venderla al director de la Galería de los Uffizi, en Florencia, y fue devuelta a la capital francesa. Posteriormente viajó en dos ocasiones, aunque esta vez para ser expuesta: a Estados Unidos, en 1962, y a Moscú y Tokio, en 1974. La razón de que esté en Francia y no en Italia es que el rey francés Francisco I se la compró a Leonardo en 1517. El lienzo pasó a la residencia real de Fontainebleau y luego a Versalles, hasta su instalación definitiva en el Louvre tras la Revolución Francesa.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.