La fiesta que mueve a los universitarios

El Festival Universitario del Libro y la Lectura ha conquistado los centros de altos estudios cubanos durante toda la semana

Autores:

Juan Morales Agüero
Susana Gómes Bugallo
Yuniel Labacena Romero
Glenda Boza Ibarra

El capitalino Pabellón Cuba está acostumbrado a «arder» de tanto público. Pero este fin de semana los jóvenes le «sacarán más chispas» a la instalación. En los espacios habituales puede verse la constante ebullición de muchachos que corren tras un título deseado por largo tiempo, se apresuran para llegar puntualmente a la presentación de un texto con las palabras de consagrados escritores, o se amontonan en el AlbumKafé para tomar infusiones y aprender los temas que traen especialistas más entendidos.

El Salón de Mayo también acogió la presentación de ese clásico cubano  que es Biografía de un cimarrón, con el lujo de escuchar las palabras de su autor, Miguel Barnet, sobre la emblemática novela. Este nuevo acercamiento para los muchachos que estaban este viernes en la instalación intentará cautivar a los que no se han perdido dentro del testimonio del esclavo cimarrón Esteban Montejo.

Los esfuerzos de omnipresencia de la nueva generación se dividen también entre la Esquina Caliente Deportiva (engalanada este viernes con la presencia de Yarisley Silva, Yunidis Castillo y Javier Sotomayor), y la sala Mirando un libro, donde títulos literarios preferidos por muchos se convierten ahora en filmes para ser vistos desde otra óptica.

El patio central se «encendió» este viernes con el baile, el canto y los performances de los artistas aficionados de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). Luego llegó David Blanco a poner su ritmo a la fiesta. Porque entre lecturas y debates, un baile no viene nada mal.

Y así «respirará» hasta este domingo la sede nacional de la Asociación Hermanos Saíz con las actividades del Festival Universitario del Libro y la Lectura (FULL), engalanado también con la presencia de los delegados al Festival Provincial de la Juventud y los Estudiantes de La Habana.

Además de las ferias literarias por todo el país y las acciones veraniegas que promueven ese hábito de leer, el FULL llegó desde el 2008 para quedarse e invadir cada centro de la Educación Superior con cultura y arte, y  para promover el pensamiento, no solo entre los universitarios, sino también en la comunidad.

En toda Cuba

Los estudiantes de la Universidad Pedagógica Pepito Tey, en Las Tunas, también celebraron su FULL. El pasillo central de la alta casa de estudios se transformó en pabellón para la venta de libros.

Uno de los momentos más importantes fue la presentación del título La lucha insurreccional en Las Tunas, de Eduardo Garcés, Frank Arteaga y Sarvelio Guerra. Además, allí estuvieron los últimos números de las revistas Alma Máter y Plaza de Armas, así como los escritores Yelaine Martínez y Henry Rodríguez. El arte cinematográfico no faltó a la cita, con la proyección del filme El club de los poetas muertos.

Unido a los festejos literarios, los estudiantes montaron una exposición de materiales docentes confeccionados por ellos, compartieron con glorias deportivas locales, celebraron cumpleaños colectivos, disfrutaron de la típica caldosa tunera y escucharon una conferencia sobre la historia de la FEU.

Mientras tanto, como cada año, el FULL en Cienfuegos estuvo matizado por el concurso de poesía Canción del Sainete Póstumo, un certamen que promueve este género entre estudiantes, profesores y trabajadores no docentes de los centros de la Enseñanza Superior.

«El concurso permitió crear espacios culturales y suscitar el hábito de la lectura a través de presentaciones de libros y el intercambio entre alumnos, realizadores, críticos y escritores», explicó a JR Alián Cárdenas, director del Centro de Promoción e Investigación Literaria Florentino Morales.

Cárdenas destacó la presentación de libros de las editoras Abril y Gente Nueva, y el amplio interés de los estudiantes por los conversatorios sobre el Comandante Hugo Chávez y el escritor Eduardo Galeano, figuras a quienes está dedicada la sexta edición del evento.

Toda Cuba ha estado entre textos esta semana. La Feria Internacional del Libro no es la única fiesta para este hábito, que resulta una adicción para muchos. Y cada vez que se trate de una fiesta, debe haber lugar para el conocimiento, que es de los  más importantes disfrutes.

Libros para este sábado

Cuentos del Arañero, ese texto compilado por Orlando Oramas y Jorge Legañoa, que nos acerca al Comandante Hugo Chávez, será presentado este sábado, en el capitalino Pabellón Cuba, por la periodista y escritora Katiuska Blanco, quien afirma que el rescate de la lectura es algo vital para todas las generaciones.

«En relación con otros países, estamos en un plano de avanzada y de desarrollo que, a veces, inmersos en nuestra realidad, pasamos por alto. A nosotros nos puede faltar la tecnología más moderna pero la otra —que es la del pensamiento, la de analizar, leer y tener una visión crítica— en Cuba tiene un alto nivel.

«Esto se debe, entre múltiples factores sociales, a que desde la niñez la población cubana tiene acceso a espacios de la cultura desde la comunidad, además de la visión eminentemente educativa que aportan nuestros medios de difusión.

«Como se trata del FULL, creemos que aquellos que están estudiando Ingeniería no deben perder la ternura ni olvidar la lectura de poesías; y los que leen poesías tienen que estar también al tanto de las cifras y del resto del mundo.

«La lectura no se centra solo en los libros. No pueden dejar de leerse las múltiples formas de la actualidad. Leer es también ver películas y documentales que aporten conocimiento, escuchar música, asistir al teatro. Muchas veces la televisión convida a la lectura y ambas se complementan. La lectura abarca la lectura de la realidad», comentó.(Hora de presentación: 11:00 a.m.)

Otro texto que conocerán hoy los visitantes, en el Pabellón, mediante la voz de sus protagonistas, será Empecinadamente vivos, la historia contada por Rodolfo Alpízar sobre el recuerdo de Natalia Bolívar cuando presenció la muerte de su amado Wangüemert, durante el asalto al Palacio Presidencial, aquel 13 de marzo de 1957.

Sobre esta experiencia, Bolívar dijo a JR: «Alpízar se metió en la piel de nosotros. Ha penetrado con una investigación profunda, desde los sucesos pocos conocidos de Cayo Confite hasta nuestras formas de hablar y características».

En la novela se revela la hidalguía de esta escritora conocida por sus publicaciones sobre los orishas en Cuba o Quintín Banderas; por su hacer entre museos, poesía y pintura.(Hora de presentación: 4:00 p.m.)

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.