Debaten universitarios sobre el consumo cultural

Las más de 6 000 brigadas de la FEU desarrollan hasta el 25 de marzo una intensa jornada de análisis en torno al consumo cultural y otros temas relacionados con el pensamiento, la historia, los valores y los retos que tienen como generación

Autor:

Yuniel Labacena Romero

Hasta el próximo 25 de marzo, las más de 6 000 brigadas de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU) desarrollan una intensa jornada de análisis en torno al consumo cultural entre los universitarios y otros temas relacionados con el pensamiento, la historia, los valores y los retos que tienen como generación en la continuidad histórica de la Revolución.

Estos encuentros en la base tienen lugar dos años después del VIII Congreso de la organización estudiantil, en el que se reflexionó en torno a esos temas, y dan seguimiento además a los acuerdos del pasado Consejo Nacional, que dedicó sus jornadas a analizar cómo desde las universidades se aportan iniciativas novedosas para insertarnos en los nuevos escenarios de nuestro consumo cultural.

Yosvani Alberto Montano Garrido, presidente de la organización, explicó a este diario que hoy más que nunca debemos convertir los centros de la Educación Superior en espacios de diálogo y plazas culturales, que promuevan los mejores y más auténticos valores estéticos del arte, el pensamiento cubano y la defensa de la historia Patria y de la identidad cultural.

Significó que documentos esenciales para los análisis lo son Pensar la cultura desde la Universidad, elaborado por el Secretariado Nacional de la organización estudiantil, y el artículo Recreación, ni idiotizante ni aburrida, publicado en este diario el domingo 17 de enero, que aborda ampliamente los temas propuestos.

Montano Garrido agregó que están invitados a participar junto a los universitarios la Asociación Hermanos Saíz, la Brigada de Instructores de Arte José Martí, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, así como la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, las direcciones provinciales de Cultura y de Patrimonio, la Oficina del Historiador de la Ciudad y el Instituto Cubano del Libro.

Exhortó a la membresía asumir responsablemente esta discusión y aportar iniciativas para lograr un mejor entretenimiento en nuestros jóvenes y hacer frente al consumo cultural banal. Aseguró que estos asuntos no deben resolverse en asambleas ni limitarse a un debate —por profundo que sea—, pero estimó que este proceso puede resultar un buen punto de partida, para la acción consciente.

El dirigente estudiantil dijo que estos razonamientos en las brigadas —que comenzaron el viernes último— forman parte de la Jornada Universitaria por la Memoria Patria. Esta incluye otras acciones como encuentros con intelectuales, presentaciones de libros y revistas, paneles, talleres, conferencias, proyectos de impacto social y visitas a lugares históricos, entre otras.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.