Chávez inspira cien mil canciones más

Raúl Torres, autor e intérprete de títulos memorables de la cancionística contemporánea de la Isla, recordó en Camagüey el 61 aniversario del natalicio del Comandante Hugo Rafael Chávez Frías

Autor:

Yahily Hernández Porto

Camagüey.—«La relación que tengo con el Comandante eterno Hugo Chávez, es la misma que tenemos todos los cubanos con él: como una madeja de sentimientos encontrados, porque sentimos la tristeza profunda por su muerte, pero a la vez la satisfacción de recordarlo como a los héroes; como al amigo más cercano, quien dejó una huella para todos los cubanos y latinoamericanos».

La revelación la hizo Raúl Torres, trovador cubano, minutos antes de la medianoche de este 28 de julio, fecha en la que Chávez cumpliría 61 años de vida, (Sabaneta, 28 de julio de 1954-Caracas, 5 de marzo de 2013), después de ofrecer un concierto en la Casa del Joven Creador, en esta ciudad.

«Y es que el Amigo, el eterno Comandante Presidente Hugo Chávez Frías —dijo emocionado el popular músico cubano— es el hombre que inspira para hacerle cien mil canciones más, tan sentida como El regreso del amigo».

Justamente, la canción El regreso del amigo fue escrita el 7 de marzo de 2013, grabada un día después y estrenada en la Mesa Redonda del 12 de marzo de 2013, como regalo a Venezuela, por el pueblo de Cuba. Fue interpretada por este cantautor, junto a Pancho Amat, Arnaldo Rodríguez, Eduardo Sosa, Augusto Enríquez, Dayron Ortega, Lena, Amaury Varona y Yaramy Hernández. Y de inmediato, se convirtió en himno de recordación del mejor amigo de Cuba.

Durante su vista a esta legendaria ciudad Torres —quien ofreció una trilogía de conciertos— confesó que quedó con ganas de seguir «conciertando». «Camagüey posee un público fiel, asiduo, al que reconozco, por ser fieles a mi música y que además siguen mi canción. Sin dudas, me siguen sorprendiendo», comentó el autor de las muy gustadas Candil de nieve, Se fue y Regrésamelo todo.

«Son muchas las sorpresas y emociones sentidas en la Uneac agramontina, y ahora con los jóvenes artistas, en su muy linda Casa del Joven Creador. He constatado como mis canciones son tarareadas por un público diverso y amplio. Me voy alegre y con ganas de volver», agregó.

Subrayó que, «Camagüey me ha enamorado y me sigue enamorando. Y es que en sus calles, su gente conoce a sus artistas y eso reconforta al creador. Además, con más de medio milenio de vida, la ciudad sigue muy hermosa y se ha transformado para bien, con aires de cultura y de historia».

Acentuó que en la Asociación Hermanos Saiz hizo un concierto diferente, un tanto para recordar sus inicios, su trayectoria. «Por eso canté una ristra de obras que hacía mucho no cantaba, mis primeras canciones, como Otoño y Tu velo. Me sorprendió —añadió— como esas piezas, nacidas durante mi primera etapa como cantante y trovador fueron acogidas como si fueran recientes, muy coreadas».

Expresó con satisfacción que dentro del público agramontino se encontraban presentes varios trovadores, «muchos jóvenes, de muy buena calidad, con los que compartí escenarios».

Esta nueva generación de trovadores —abundó— dice mucho de la fuerza y presencia de la trova en Camagüey. Lo que hace falta —reclamó— es más promoción a todos los artistas que vienen empujando con deseo, amor y compromiso a la trova cubana».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.