Danza Contemporánea de Cuba celebra su 57 aniversario

La afamada compañía cubana ha mantenido su ritmo y autenticidad durante más de cinco décadas

Autor:

Juventud Rebelde

LA HABANA, octubre 1. — Con un gran despliegue de energía, envidiable versatilidad, y carácter propio, Danza Contemporánea de Cuba celebró su 57 aniversario. En la especial conmemoración fue acompañada del invitado especial Rasta Thomas, bailarín estadounidense de renombre.

La reciente temporada en el Teatro Mella de La Habana, del 24 al 27 de septiembre, comenzó con el estreno de Otros caprichos, de la coreógrafa catalana Angels Margarit Viñals, a partir de composiciones del virtuoso violinista italiano Niccolo Paganini.

«Mi propósito fue reinterpretar cada capricho con una propuesta coreográfica, en función de la idea de visualizar la música en el espacio mediante el movimiento», comentó la creadora.

Otros caprichos llegó al espectador como un juego en el que los bailarines hacían parecer fácil lo difícil.

«La obra tiene muy pocos unísonos, mi interés era dar una libertad en la forma y de alguna manera buscar una coralidad no desde la igualdad sino desde la diversidad», explicó Angels, distinguida con el Premio Nacional de Danza de España (2010) y otros lauros en Francia y Suiza.

Viñals elogió el talento natural y el amor por la danza predominante dentro de DCC, una compañía que calificó de fantástica, reportó Prensa Latina.

Además del estreno mundial de Otros caprichos, el conjunto dirigido por Miguel Iglesias repuso obras como El Cristal, del cubano Julio César Iglesias, una irónica deconstrucción de la sociedad de segunda mitad del siglo XX, con sus escepticismos, agresividades y altas dosis de manipulación.

Los bailarines asumieron las ideas del coreógrafo como estelares histriones, partícipes y cómplices de una industria cultural tendente a los estereotipos y en función de ser vistos y aceptados dentro de una norma que apunta a la anulación del individuo para dar paso a la «masa».

Reversible, de la creadora belga-colombiana Annabelle López-Ochoa, dio una nota de lirismo al programa.

La obra desborda sensualidad, explora y debate sobre lo femenino y lo masculino, en base a la teoría de que el alma no tiene género, suscrita por la coreógrafa.

Un principio y un final pletórico de formas tribales invitan a apreciar (no ignorar) el instinto primitivo. Para concluir, un foco, cual sol poniente, redondea la poesía de la escena, dejando al espectador sin aliento.

Con Matria Etnocentra, el coreógrafo cubano George Céspedes completó este año una trilogía que tuvo como inspiración la música cubana. Así que nació con la marca de sus precursoras: Mambo 3XXI e Identidad a la menos uno, tres obras intensas y demandantes de un altísimo nivel de coordinación.

Los espectáculos del 26 y 27 de septiembre contaron con la participación del bailarín estadounidense Rasta Thomas, quien estrenó Gimme All Your Love, una creación de Brandon Russel a partir de un tema reciente del grupo de blues-rock Alabama Shakes, de Estados Unidos.

Rasta estampó un contraste con un estilo de baile en la cuerda del pop. Cuando salió al escenario, tras la puesta de El Crystal, ya el público estaba impresionado con más de una pericia técnica. Dicho en lenguaje popular, le habían dejado la escena caliente.

No obstante, una sólida base clásica se impone y le aporta limpieza y virtuosismo a su baile, que distingue con algún aire de arte marcial y claros componentes urbanos de su país, movimientos de break dance y la gracia de un artista experimentado.

Además, Thomas interpretó Bumble Bee, una coreografía de Milton Myers sobre la famosa composición del ruso Nikolai Rimsky-Korsakov conocida en español como El vuelo del moscardón.

Su actuación aquí confirmó la madurez y potente forma física. Quizás, ambos solos fueron demasiado cortos, muchos espectadores se quedaron con ganas de disfrutar al célebre bailarín durante más tiempo.

Esa suerte la tendrá el público mexicano pues Rasta viajó a Cuba atraído por la versión realizada por el coreógrafo Georges Céspedes de la obra Carmina Burana, para DCC, y junto a ella planea bailarla los próximos 7 y 8 de octubre, en el Auditorio Nacional de México.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.