La Habana se rindió ante la reina del merengue

Los organizadores del concierto estimaron que más de 400 000 personas movieron las caderas con la contagiosa música de la cantante boricua

Autor:

Juventud Rebelde

Ya Olga Tañón había recibido muchas muestras de cariño por toda Cuba desde que llegó pero, como confesó este sábado en la Tribuna Antiimperialista, no esperaba que a su concierto de La Habana vendrían tantos seguidores. Los organizadores estimaron que más de 400 000 personas movieron las caderas con la contagiosa música de la cantante boricua y le brindaron ese calor que solo esta isla antillana sabe darle.

La Asamblea Provincial le dio la Llave de la ciudad y ella prometió usarla «para entrar en todas las casas de la capital», como dijo emocionada. Con esa sencillez que la caracteriza agradeció a los 16 bailarines y 45 músicos que la acompañaron en el escenario. De manera especial reverenció el talento del maestro Joaquín Betancourt —director musical, junto a su coterráneo Ángel Hernández, de las actuaciones en La Habana y Santiago de Cuba—, el tresero Pancho Amat, el saxofonista César López, y el coro Diminuto; al tiempo que dedicó palabras de elogio para Descemer Bueno y Qva Libre, quienes «me dejaron formar parte del tema Tú eres la razón».

Olga regaló en su actuación sabatina canciones imprescindibles de su repertorio como Cuando tú no estásCómo olvidarBugalooEl mentirosoBandoleroVivo la vidaBasta ya. También quiso retomar un sencillo «de una gran amiga»: Mala, que pertenece a la producción discográfica de igual nombre de Haila María Mompié.

Es que por una hora y más de 40 minutos la Mujer de fuego, coronada como la Reina del merengue, llegó al bailador cubano y agradeció sus muestras de cariño. Allí estuvieron con ella Abel Prieto, asesor del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros; y Julián González, titular de Cultura; así como funcionarios del sector y artistas del patio.

En un comunicado de prensa, circulado justamente al terminar la presentación, la artista puertorriqueña manifestó su regocijo por cumplir con su promesa de regresar, hecha hace seis años cuando participó en el concierto Paz sin fronteras. «Me llevo un gran aprendizaje, mucho amor y sobre todo la fe que me ha demostrado el pueblo cubano. Hoy termino una aventura que comenzó hace algunos meses, pero nos veremos pronto», sentenció Olga Tañón.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.