Odin Teatret, una dulce odisea

En noviembre de 2016, el Odin Teatret se internará en un camino cultural teatral y significativo: vuelve a Cuba, una Cuba tan diferente de la que encontraron 30 años atrás

Autor:

Lourdes M. Benítez Cereijo

Partimos otra vez de Holstebro, bajando desde el Mar del Norte hacia el Caribe, para descubrir cómo han cambiado la cultura, la política, los sentimientos, los pensamientos y las expectativas de todos nosotros. En noviembre de 2016, el Odin Teatret se internará en un camino cultural teatral y significativo: vuelve a Cuba, una Cuba tan diferente de la que encontramos 30 años atrás, en nuestro primer viaje a La Habana, en 1986.

Con esas palabras el maestro italiano Eugenio Barba, fundador y director del reconocido colectivo danés, invita al público a sumarse a la gira Odisea Odin Teatret: De vuelta a Cuba, que hasta el 25 de noviembre esa compañía, una de las más importantes de la escena contemporánea mundial, realizará por varias provincias de nuestro país.

La visita, que coincide con el cumpleaños 80 del también teórico e investigador teatral, es la tercera gran expedición que el grupo, radicado en la ciudad danesa de Holstebro, regala a espectadores y teatristas en nuestro país. Para ello han preparado ocho espectáculos, en los cuales se incluyen unipersonales y colectivos.

Territorios de Las Tunas, Matanzas, Camagüey, Villa Clara, Pinar del Río y Sancti Spíritus tuvieron la oportunidad, en días pasados, de disfrutar de las diversas propuestas que el Odin llevó a esos lugares.

Para la estancia en La Habana subirán a escena con obras emblemáticas y algunas de las más recientes. Destacan dos grandes montajes que no han sido vistos en Cuba, según se precisó en conferencia de prensa. Se trata de las obras La vida crónica y Las grandes ciudades bajo la luna, que estarán en la Sala Tito Junco del Centro Cultural Bertolt Brecht.

La primera se desarrolla en diferentes países de Europa, en 2031, después de la tercera guerra civil.

Un joven llega de América Latina en busca de su padre desaparecido, y la gente que lo acompaña le pide que detenga la búsqueda. «No es la inocencia ni el conocimiento lo que salvará al joven. Será la ignorancia lo que le hará descubrir su puerta, ante el estupor de los que no creemos más en lo increíble: que una víctima valga, por sí sola, más que cualquier valor. Más que Dios», se refiere en la sinopsis.

En tanto, Las grandes ciudades..., es un espectáculo musical que toma la expresividad corporal como principal herramienta. Describe escenas de destierro, matanzas y abusos de la historia del siglo XX. «Es una forma de poner en relación las pequeñas historias individuales, de emigrantes que han visto destruidas sus casas, con la gran Historia», ha dicho Barba respecto al texto, en el cual se entrelazan cánticos de Ezra Pound y Bertolt Brecht.

Otro de los platos fuertes será la proyección del filme El país donde los árboles vuelan, acerca de los 50 años de la compañía, que podrá ser visto el día 13, a las 8:00 p.m., en la sede de El Ciervo Encantado.

No faltarán en el programa las conferencias, talleres, demostraciones de trabajo, proyección de audiovisuales, clases magistrales y otros intercambios. El Odin Teatret se trasladará además a Santiago de Cuba (del 11 al 13).

En 52 años de existencia, el grupo ha realizado casi 80 espectáculos, representados en más de 60 países. A Cuba los une una historia que se fortalece con el paso del tiempo.

Hoy, ante un nuevo capítulo de esa colaboración artística, Eugenio Barba señala que esta tercera visita de todo el Odin Teatret es, un signo de profunda amistad y gratitud por el ejemplo de dignidad que los artistas cubanos nos han ofrecido a nosotros y al mundo entero.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.