No hubo daños sustanciales al patrimonio

Solo ocho instalaciones con valores patrimoniales presentan algún tipo de deterioro como consecuencia del paso del huracán

Autor:

Aracelys Bedevia

Unas 211 instituciones culturales sufrieron daños, de diferentes grados, como resultado del paso del huracán Irma por Cuba, afirmó este miércoles Guillermo Solenzal, viceministro del Ministerio de Cultura (Mincult).

En declaraciones ofrecidas a la prensa en la sede del Mincult el funcionario informó que La Habana, Villa Clara, Camagüey, Matanzas, Ciego de Ávila y, en menor medida, Sancti Spíritus, resultaron ser las provincias con mayores afectaciones.

Hubo derrumbes de techos, parciales y totales. Entre los perjuicios materiales sobresalen los ocurridos en la biblioteca de Fallas, poblado de la localidad de Chambas, Ciego de Ávila, que sufrió daños en un 80 por ciento por negligencia de sus directivos. En el Centro Provincial del Libro de dicho territorio se perdió un número considerable de textos. También hubo pérdidas en un almacén de insumos de la Egrem (Cienfuegos), aunque estas últimas fueron mínimas.

La carpa Trompoloco (La Habana), cuyo desmontaje es muy complejo, fue muy afectada, la lona golpeada por las fuerzas del viento y también su estructura.

Los centros culturales del país lograron proteger sus recursos. «Todos ellos, excepto El bosque (Santa Clara), deben estar funcionando el viernes. También las tiendas de Artex, menos las de la cayería norte», expuso Solenzal.

Durante el encuentro se explicó, igualmente, que un recorrido por las instituciones teatrales permitió constatar que el mural dedicado a Bertolt Brecht, en los jardines del Teatro Mella (La Habana), se deterioró. El sótano y camerinos de esa instalación se inundaron. Por otra parte, el 50 por ciento del techo de la sede del Ballet Español de Cuba voló con el huracán.

La enseñanza: una prioridad

Rolando Ortega, director del Centro Nacional de Escuelas de Arte, comunicó que no hay afectaciones materiales en las escuelas de arte cubanas. Se preservaron los recursos tecnológicos, instrumentos, vestuarios, tanto en almacenes como en los planteles educacionales donde se situaron.

«En este momento 14 escuelas están funcionando y en lo que queda de semana se incorporarán cinco más. El resto reabrirá sus puertas nuevamente el próximo lunes, excepto las Escuelas Vocacionales de Arte (EVA) de Matanzas y Camagüey, las cuales recibieron fuertes afectaciones en su cubierta. Sin embargo, ya se enviaron los recursos necesarios para su recuperación».

Aseveró Rolando Ortega que el domingo, a las 7:00 a.m., será el traslado masivo de estudiantes a la Escuela Nacional de Arte, con salida desde los puntos habituales. En el ISA, según Alexis Seijo García, rector de esa Universidad, se restablecieron las clases en todas las facultades, menos en la de Medios Audiovisuales, que se vio imposibilitada por las penetraciones del mar, pero lo hará a partir de este jueves.

En el ISA se restablecieron las clases en la mayoría de las facultades. Foto: Roberto Suárez

Seijo señaló que Irma solo causó afectaciones mínimas en inmuebles y no perjudicó la base material. Tampoco hubo incidencias en las filiales de Santiago de Cuba, Camagüey y Holguín. Se refirió, además, a la labor de los estudiantes del ISA antes, durante y después del huracán. Gracias a ellos, enfatizó, apenas hubo afectaciones.

A partir de hoy jueves, adelantó, por su parte, Vilmaris Rodríguez, del secretariado de la FEU del ISA, el estudiantado de la Universidad de las Artes se volcará hacia las comunidades con diferentes proyectos culturales.

Patrimonio seguro

Gladis Collazo, presidenta del Consejo Nacional de Patrimonio Cultural, señaló, en tanto, que no hubo daños sustanciales al patrimonio. Pese a la incidencia de Irma sobre los museos, se lograron preservar las colecciones y bienes atesorados en ellos.

De hecho, solo ocho instalaciones con valores patrimoniales presentan algún tipo de deterioro como consecuencia del paso del huracán. «El trabajo previo permitió que no tengamos graves afectaciones en bienes muebles, es decir, en las colecciones existentes en los 340 museos con que cuenta el país. Estuvimos casi tres días desmontando todos los museos. Cada pieza fue preservada».

No obstante, en la Casa Lezama Lima (La Habana) se mojaron documentos de valor patrimonial porque la penetración del mar resultó muy grande. «Estos ya fueron desalinizados, están secos y bien guardados», aseguró Collazo.

Igualmente, este fenómeno atmosférico provocó la rotura de tres vitrales: en la Biblioteca Rubén Martínez Villena, de Santa Clara, el Museo de Guanabacoa y la Casa Conde de Jaruco —los dos últimos en La Habana.

«En Villa Clara y Camagüey los mayores problemas se presentaron en cubiertas ligeras y en la carpintería de puertas y ventanas. En este momento evaluamos los bienes inmuebles (536 monumentos), algunos de ellos son centros históricos», puntualizó Collazo.

Solidaridad a toda prueba

«Estamos haciendo un balance en cada uno de los territorios. El trabajo realizado con anterioridad y con total responsabilidad permitió que las pérdidas hayan sido menores», expresó Fernando Rojas, viceministro de Cultura, quien afirmó que durante el paso de Irma se prestó especial atención a las personalidades del sector.

Rojas, —quien enfatizó que ahora se le ha dado prioridad a la enseñanza— exhortó a mantener la vida cultural, que tanto potencia la espiritualidad de nuestra gente, sin perder de vista las indicaciones de la Defensa Civil.

A partir de este jueves iniciarán las funciones de Acosta Danza en el Gran Teatro de La Habana Alicia Alonso. El Teatro de la Villa de Guanabacoa también retoma sus presentaciones. Paulatinamente, según avancen las labores de recuperación, se irá incorporando el resto de las instituciones culturales.

Acosta Danza inicia sus funciones. Foto: Yuris Nórido

«Todo tiene que estar subordinado a la recuperación de los servicios básicos que es lo esencial», insistió el Viceministro, quien apuntó que las empresas nacionales de ese sistema (Artex, el Fondo Cubano de Bienes Culturales, la Egrem) resuelven los problemas causados por Irma con recursos propios.

Elogió la actitud de artistas y artesanos cubanos, quienes se han puesto a disposición del Mincult para asumir la tarea que se les encomiende. También algunos extranjeros, sobre todo cineastas, han llamado a sus homólogos en Cuba manifestándoles su apoyo.

«Hemos recibido varias muestras de solidaridad». Entre ellas mencionó la del Comité Organizador del Festival Patria Grande y la expresada por los participantes foráneos que vendrán al evento Casa Tomada, el cual tendrá lugar en Casa de las Américas la próxima semana.

Recordó que, al igual que en otras ocasiones, nuestros artistas (incluidos los más jóvenes) están llevando el arte a las comunidades afectadas, para ayudar a fortalecer el alma.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.