Julio Cueva y la nostalgia

Con su libro Alé alé reculéNostalgia por Julio Cueva, la poetisa Dulcila Cañizares atendió a un vacío de los cubanos de hoy. En hora apropiada, pues, apareció este volumen

Autor:

Luis Sexto

Con su libro Alé alé reculé. Nostalgia por Julio Cueva, la poetisa Dulcila Cañizares atendió a un vacío de los cubanos de hoy. En hora apropiada, pues, apareció este volumen que nos llama con sus sonoras aliteraciones titulares. Alé alé reculé… compone más que una biografía un intenso reportaje sobre un músico que unió su arte popular con la dedicación a causas de índole popular.

Llegó tarde a mis ojos. Su fecha de edición se remite al año 2011, con el sello de Ediciones La memoria, del centro cultural Pablo de la Torriente Brau. Mas, si lo adquirí tardíamente, fue porque tardíamente —hace muy pocas semanas— lo hallé en una librería, a pesar de que suelo repasar algunos anaqueles principales.

Aunque lo haya encontrado con retraso, me satisfizo, incluso, haber comprado el último ejemplar que se proponía a la venta en aquella librería. Desde luego, Julio Cueva no es musical ni históricamente un desconocido. Más bien, un compositor fundado sobre macizo catálogo de géneros populares, entre ellos la guaracha.

Quizá menos se conozca, o se reconozca menos la historia revolucionaria de este músico nacido en Trinidad, Las Villas, en 1897, y fallecido en La Habana, en 1975. Julio Cueva combatió en la Guerra Civil Española, en cuyos episodios ganó el grado de capitán. Militó en el Partido Comunista Español.

Dulcila Cañizares entregó al lector cubano una obra útil. No sólo rescata al músico combatiente internacionalista, sino que en este libro también aparecen detalles de la vida de Pablo de la Torriente Brau, caído en Majadahonda en 1936, y en cuyo entierro Julio Cueva dirigió la banda marcial que lo despidió. Alé alé reculé. Nostalgia por Julio Cueva rescata también al revolucionario fidelista.

El autor de Tingo talango, de El golpe bibijagua y de tantas piezas insertas en la libreta de crédito de la música popular cubana, merecía un libro como Alé alé reculé... Sus páginas fluyen desde la sensibilidad. Uno se percata de la devoción con que la autora escribió este libro, con prosa clara y alada, tras una investigación que garantiza cuanto narra y afirma.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.