Alas dentro y fuera

Este martes la cultura cubana recibió la triste noticia del fallecimiento del cantautor Alberto Tosca, víctima de una insuficiencia renal 

Autor:

Frank Padrón

Parece más un atleta que un cantante. Después, cuando se le trata, no puede uno imaginar que de ese candor broten letras tan profundas, tan elevadas; siempre está sonriente, más aún, carcajeante, luciendo esos dientes blanquísimos, que ocultan más bien la profunda angustia de un poeta.

Alberto Tosca, a quien durante mucho tiempo llamaban «el brother», no ha dejado de ser eso, el hermano que todos sentimos cuando sus canciones nos estrechan en un gran abrazo.

Es un heredero indiscutible de los grandes trovadores de ayer; incursiona en la canción (¡de qué modo!), en el son (sobre todo en las modalidades del oriente cubano), en la rumba, el danzón, la guajira…; trabaja admirablemente el habla coloquial, pero logra remontarse a las alturas con el lenguaje literario.

Hay varias piezas que lo identifican, que lo siguen adonde quiera que va, aun cuando otros (u otras) las canten mejor: Paria, dedicada a uno de esos personajes que resumen el ser criollo; Sembrando para ti, un sucu-sucu riquísimo, con una elaboración estructural y rítmica de vanguardia, y definitivamente, Fe (llamada también Ni un ya no estás), que sin lugar a dudas clasifica entre las canciones de amor más bellas escritas en nuestro país en todos los tiempos.

Tosca, cuya sensibilidad desmiente a cada momento ese apellido, incursiona también en lo afro desde la perspectiva trovadoresca, y pese a lo fiel que es a sus raíces, no desdeña acentos muy contemporáneos, en obras como La mulata, Cubanidad, La cazuela, Lo aprendí, algunas de las cuales, llevadas a la sonoridad del conjunto, engrosan el CD Amor a Santiago, que hizo junto al Septeto Turquino (sello Egrem); una verdadera joya.

Quisiera siempre sus canciones cerca, cantadas por él, con ese cálido sentimiento que trasmiten, o dichas por Xiomara Laugart, Sara, Anabell…; también su mano de amigo fiel, de brother, que es tan sincera y noble como aquellas.

 

*Del libro Ella y yo. Diccionario personal de la trova (Editorial José Martí, 2012)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.