Olvidemos el tango, nos queda Brasil

«Los alemanes no se entregan hasta que no les dan el certificado de defunción», Maradona

Autor:

José Luis López

Las tenazas del carnicero Jens Lehmann salvaron a Alemania. Foto: AP EL volante Michael Ballack, desdoblado en funciones de «constructor y guerrero» en el mediocampo, y las tenazas del cancerbero Jens Lehmann, empinaron a Alemania sobre Argentina, 4-2 en tanda de penales, por el pase a semifinales de la Copa del Mundo de Fútbol.

En el primer tiempo, la «albiceleste» tocó el balón a ras de pasto y se adueñó de la media cancha del Olympiastadion de Berlín, con las buenas mañas de Riquelme y «Lucho» González, pero la rocosa defensa germana anuló los intentos de Tévez por «engancharse» con Crespo.

Del otro lado, Klose y Podolski no se veían en el terreno, a pesar del tino de Ballack, merced a la capacidad defensiva de Heinze y Ayala.

Pero en el complementario, llegaron los goles. Argentina, fiel a su vocación ofensiva, abrió el marcador como jamás pensó: con un ¡cabezazo! de Roberto «el Ratón» Ayala, en el minuto 49.

Mas, los alemanes no cejaron en el empeño. Y al minuto 80, comenzaron a desterrar el «Berlinazo». Ballack lanzó un centro al área que «peinó» Borowski y el apagado Klose —entró por lesión de Abbondanzieri—, metió el balón de cabeza en la valla de Leo Franco para firmar su quinta diana y consolidarse como líder del certamen.

El gol se ausentó en los 30 minutos de tiempo suplementario, y hubo que definir por penales. Allí, el experimentado portero Lehmann detuvo los disparos de Ayala y Cambiasso, mientras los germanos endosaron sus cuatro tiros.

Alemania se ha impuesto en las cuatro veces que ha disputado la «lotería» de los penales en Copas del Mundo. De 18 penas máximas ejecutadas, solo Uli Stielike erró una, en 1982, contra Francia.

Luca Toni (en primer plano), fue indetenible por la defensa ucraniana. Foto: AP

ITALIA GOZA: ¡DESPERTÓ LUCA TONI!

Mientras, en el estadio de Hamburgo, Italia cedió poco el balón a Ucrania, y la venció 3-0 apoyada en el desborde del lateral derecho Gianluca Zambrota —marcó el primer gol en el minuto seis— y la tenacidad en el mediocampo de Gennaro Gattuso.

Pero lo vital fue el despertar ofensivo de su ariete Luca Toni, máximo perforador de Europa en esta temporada (31), quien marcó en par de ocasiones (min. 59 y 69). Las palmas también para el portero Gianluigi Bufón, una verdadera muralla ante el acoso ucraniano.

¿REVANCHA EN FRANKFORT?

Hoy, en Frankfort, el favorito pentacampeón Brasil enfrentará a Francia, en un duelo revancha tras la derrota sufrida ante los galos por 3-0 en la final de la Copa Mundial de 1998.

¿Funcionará el «cuadrado mágico» o será el volante de contención Zé Roberto quien retome el hilo conductor del equipo?

Francia, que nunca perdió en cuartos de final en las tres ediciones en las que llegó (1958, 1986 y 1998), apostará por sus veteranos guerreros Zidane, Vieira, Makelele, Thuram y Signol. ¿Y Thierry Henry? Bien, gracias. Si yo fuera el técnico me inclinaría por David Trezeguet como abridor.

Y en el Arena Aufschalke, de Gelsenkirchen, Inglaterra moverá el balón ante Portugal.

Los británicos parten con etiqueta de favoritos, basados en el aval de sus volantes Beckham, Lampard y Gerrard, y en un punta de buen olfato para el gol como Wayne Rooney.

En tanto, los lusos estarán comandados por Luis Figo y Maniche, tras las ausencias por expulsiones de Deco y Costinha, y la duda del alero Cristiano Ronaldo, lesionado. ¿Cuál es su voto?

Las tenazas del cancerbero Jens Lehmann salvaron a Alemania.

Luca Toni (en primer plano), fue indetenible por la defensa ucraniana.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.