Remeros cubanos dominan en Centrocaribes

Los cubanos arrasaron ampliamente en las modalidades de canoa y kayak de los XX Juegos Centroamericanos y del Caribe

Autor:

Raiko Martín

Serguey Torres y Calos Aguilar vencieron en el C-2 a 500 metros. Foto: Daniel Anaya CARTAGENA DE INDIAS.— Alguien me comentó que solo las palmas reales les faltaban al paisaje del lago Luruaco —a una hora de viaje de esta ciudad—, para parecerse al entorno de la presa La Coronela, cuartel general del canotaje cubano en las afueras de La Habana.

Lo mismo debió parecerles a nuestros atletas, quienes se sintieron como en casa y dominaron ampliamente este deporte en la XX edición de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, que cerró su programa competitivo con la disputa de seis modalidades.

Por sobrados méritos, todos estuvieron allí pendientes del desempeño del kayacista cubano Maikel Zulueta, quien en la primera jornada había brillado en tres pruebas, y se proponía añadir otras dos coronas a su cosecha dorada. Pero el muchacho no tuvo su mejor día, y terminó tercero en las pruebas de K-1 y K-2 a 500 metros, en la última acompañado por Ernesto Delgado.

En cambio, la velada fue muy afortunada para el canoísta Aldo Pruna y la kayacista Yulitza Meneses, quienes apuntalaron la destacada actuación cubana con excelentes desempeños sobre sus botes.

Aldo arrancó a toda máquina en la modalidad de C-1 a 500 metros y fue inalcanzable para sus rivales, entre ellos el mexicano José Cristóbal Quinino, un hombre de experiencia mundialista que en la primera fecha había superado al cubano Serguey Torres en los 1000 metros de la canoa monoplaza.

La carrera resultó extremadamente reñida pues el centroamericano levantó boga en los metros finales, pero le faltó fuerza para el remate y vio entrar a la meta la punta del bote cubano con apenas 24 centésimas de ventaja.

Por su parte Yulitza se convirtió en la figura de la rama femenina al completar un trío de preseas áureas. Primero no dejó opciones a las demás concursantes en la prueba individual sobre 500 metros, y luego unió fuerzas con Arasay Andino en el K-2 para demorar menos que sus rivales en cubrir ese mismo tramo.

Con apenas aliento después de concluida su segunda participación en la jornada, reconoció que «este era el resultado de un arduo trabajo de preparación, y que pertenecía también a sus entrenadores, y a todos los que la han apoyado y ayudado».

Completaron la destacada actuación de nuestro canotaje en la cita regional la dupla de Karel Aguilar y Serguey Torres en el C-2 a 500 metros, quienes no afrontaron apuros para relegar a los lugares dos y tres a las embarcaciones de México y Venezuela, por ese orden.

En cómputos generales, los cubanos consiguieron nueve de las 12 coronas puestas en disputa, repartidas a partes iguales en la canoa y el kayak en ambos sexos, al tiempo que aportaba a la delegación cubana un metal plateado y otros tres de bronce.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.