Lanzará el cubano Yadel Martí frente a México en semifinal del béisbol

Cuba venció este viernes a Panamá cuatro carreras por dos en emocionante partido Lo bueno ya llega Contrarreloj  Tiro libre Vence Dominicana a Cuba en final de voleibol femenino

Autor:

Juventud Rebelde

Yadel Martí abrirá hoy contra México. Foto: AP Cartagena.— Pocas veces ha celebrado un cumpleaños lanzando serpentinas sobre el box porque julio suele ser «mes muerto» para la pelota cubana.

Pero hoy Yadel Martí Carrillo irá a la lomita a tirar «ochos» contra la selección de México. Tendrá así la oportunidad de hacer la «fiesta» de sus 27 años con la victoria que catapulte a Cuba hacia la final.

El juego contra los «manitos» está previsto para las seis la tarde (siete de la noche en Cuba) y desde ahora se asegura, por todo el entusiasmo que genera el béisbol aquí, un estadio 11 de Noviembre sin cabida para una aguja.

«No tengo nada en el brazo, me siento en excelente forma, ya verán», había declarado el derecho de San Miguel del Padrón a JR antes de su primera presentación.

Días después, en su duelo contra Nicaragua, lo demostró: dejó a los centroamericanos con siete argollas en la cabeza y se marchó al banco con apenas dos inatrapables aceptados.

«Saldremos con Yadel, después emplearemos a todos los relevistas necesarios», apuntó Rey Vicente Anglada al Diario de la Juventud Cubana.

Los aztecas llegan a este cruce después de una clasificatoria «buena pero no la esperada»; se ubicaron después de República Dominicana y fueron los segundos de su grupo. La víspera derrotaron inobjetablemente a los nicas.

El desafío promete un mundo, sobre todo por las declaraciones de los directivos mexicanos, quienes han señalado que ellos «quieren el oro».

PICOTA NO PUDO PICAR

Podía adivinarse desde la lejanía, por la inquietud en las gradas, que Cuba estaba subyugada en el marcador.

Panamá vencía dos a cero a la altura del sexto episodio; una había entrado por tres indiscutibles en el primer episodio frente a Frank Montieth, una designación que sorprendió a muchos.

La otra raya, en el cuarto, se produjo por error de dos bases de Gourriel, un roletazo al cuadro y un wild.

El azul se iba a las duchas después de tres entradas y un tercio. Odelín, el ganador, vino al rescate y fue «remedio santo».

«La decisión de utilizar a Frank fue del colectivo de dirección, Anglada no decide nada solo. Además, no lo hizo mal», diría después el timonel cubano.

Con la pizarra enredada surgieron las preguntas en el estadio: ¿Y qué pasa, amigo? ¿Cuándo vamos a ganar?, se preguntaban atónitos los costeños colombianos, quienes sienten predilección por la novena antillana.

«Calma», les contestamos. Y de paso les explicamos que Lenin Picota, el abridor de los canaleros es un lanzador que tradicionalmente trabaja bien frente a selecciones cubanas, «pero se ablanda».

Con un out en ese sexto capítulo, Cepeda, quien le había conectado dos memorables jonrones en el mundial de 2003 en La Habana, empujó a Mayeta con la primera gracias a un biangular por el center field. «No es que le conecte fácil, el batazo salió», expresaría luego, modestamente, el espirituano.

Reluz, el director panameño, decidió enviar entonces a la montaña de los martirios a Bienvenido Cedeño y este pagó o fregó los platos rotos.

Urrutia, restablecido de una dolencia en un dedo, fletó el empate, y con el juego igualado a dos se fueron al séptimo.

En el inning de la suerte, Paret, con Pestano en la intermedia (había pegado indiscutible y avanzado a segunda por sacrificio de Alexei), la puso en las nubes.

«Sabía que venía con curva», expuso el torpedero villaclareño en un aparte con JR tras el jonrón.

Fue el batazo de la sentencia porque en el octavo mandaron al cerrojo Lazo y llegó con su slider que cantaba.

Resultó una buena victoria, aunque con cierto sobresalto. Pero el susto pasado no mueve molinos, diríamos. Y hoy, olvidados del pasado, saldremos con Yadel a comernos a México…

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.