El fútbol cubano aprende de sus derrotas

Luis Hernández,  presidente de la asociación cubana de este deporte aseguró que mejores resultados competitivos dependen de que se juegue fútbol en toda la Isla y durante todo el año

Autor:

José Luis López

Foto: Juan Moreno EL fútbol cubano no se desanima, a pesar de los últimos tropiezos en la arena internacional. Duelen el fracaso de la selección sub 21 en los pasados Juegos Centroamericanos de Cartagena de Indias, y las derrotas de las escuadras sub 17 y sub 20 en sus respectivas eliminatorias mundialistas. Además, la selección de fútsal de Costa Rica ganó en la sala Kid Chocolate, un torneo internacional en el cual desplazó a los elencos domésticos.

Para borrar esa secuela, no existe otro «medicamento»: patear y cabecear balones sin mesura.

«Estamos inconformes con esas actuaciones, y por eso no bajaremos la guardia. Estamos decididos a que se juegue fútbol en toda la Isla y durante todo el año, como paso medular para lograr el salto cualitativo», aseguró Luis Hernández, presidente de la Asociación de Fútbol de Cuba.

Y sí se está jugando mucho balompié.

Lo más actual ha sido el rescate de las diversas Copas que expiraron a finales de la década del 80, como la Radio Ciudad del Mar, en Cienfuegos—-ganó ahora Villa Clara—, y la Tele Rebelde, que se desarrolla en el estadio Pedro Marrero con la participación de seis equipos.

Estas Copas se presentan como antesala del venidero Campeonato Nacional, que se iniciará el 9 de septiembre.

Pero hay más. Del 2 al 6 de ese mes, la vetusta instalación capitalina será sede de un grupo eliminatorio en la primera fase de la Copa Digicel. Y allí Moré, Cervantes, Faife, Yenier y otros de los mejores jugadores del patio, moverán el balón contra sus similares de Islas Caimán, Bahamas e Islas Turcas y Caicos.

El más capaz de ese cuarteto—- Cuba debe imponer su mejor juego—, avanzará en pos de la clasificación para la Copa de Oro Estados Unidos 2007, principal certamen del área de CONCACAF.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.