Camagüey conquista la cima de la zona central

Hasta la fecha acumulan 15 victorias con solo 3 derrotas

Autor:

Juventud Rebelde

Michael Guerra (derecha) reapareció con Ciego de Ávila. Foto: AP

Los «tigres» agramontinos, que han sido la sensación del actual Torneo Nacional de Ascenso de baloncesto masculino, sumaron este fin de semana dos nuevas victorias (llegaron a 15, con tres derrotas) y se apuntalaron en la cima de la zona central cuando discurre ya la tercera y última vuelta del certamen.

Esta vez los que cayeron en el tinajón fueron los espirituanos (2-16), quienes cedieron 96-76 y 84-71 para aumentar su calvario.

Mientras, los «búfalos» avileños, monarcas defensores, rebajaron de servicio a Georffrei «el Gato» Silvestre (enfermo), pero recuperaron a los estelares Yoan Luis Haití y Michael Guerra para barrer a los cienfuegueros (91-44 y 64-42) y mantenerse «a una nariz» (14-4) de sus vecinos camagüeyanos.

Por cierto, los sureños (2-16) llegaron tarde a la tierra de la piña y valdría la pena preguntarse si esos equipos que marchan tan lejos de la vanguardia no pierden el interés en la justa. Si es así, pienso que deberían irse eliminando en el camino. Este torneo no es la Serie Nacional de béisbol donde los atletas tienen aseguradas todas las condiciones hasta el final. Aquí hay territorios como Holguín que ni siquiera han garantizado una cancha para su escuadra. Decir que el baloncesto se desarrolla así no me parece serio. ¿Y a usted?

En Occidente, el puntero Capitalinos venció dos veces con susto a La Habana (92-83 y 79-71) para estirar más su ventaja sobre Matanzas, elenco que resbaló una vez ante Metropolitanos 65-72, aunque luego tomó sonado desquite 105-67.

Así las cosas, los giraldillos de Miguelito Calderón mandan con 15 éxitos y apenas dos percances, tres pasos por delante de los yumurinos (12-5). La Habana (7-11), Metros (5-13) y Pinar del Río (4-12) se ubican a continuación.

Y Guantánamo se reafirmó como el equipo más ganador (16-2) al someter 87-65 y 109-92 a Las Tunas (0-18). Los tuneros hace rato no tienen nada que hacer en este campeonato.

Finalmente, Santiago de Cuba le tapó el sol a Granma (94-77 y 84-83, en tiempo extra) y se mantuvo a cuatro escalones (12-4) de la tropa del Guaso. Los granmenses, en cambio, sumaron sus derrotas ocho y nueve (con siete sonrisas) y comparten con Holguín los puestos tres y cuatro, casi sin opciones de clasificar para la Liga Superior.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.