Ratifican calidad del béisbol cubano en Copa Intercontinental

Los atletas cubanos han demostrado su talento en todos los eventos a los que han asistido en la historia de este deporte

Autor:

Juventud Rebelde

Frente a Holanda, Cuba no aprovechó a los corredores en bases. En la imagen, Paret es out en tercera, en intento de robo, durante la primera entrada. Foto: IBAF Escasean las dudas sobre la supremacía histórica del béisbol cubano en el ámbito amateur, pues los criollos han logrado imponerse en cuanto torneo de este rango que se ha organizado a nivel mundial.

Las Copas Intercontinentales, instauradas desde el año 1973, no han sido la excepción y hasta hoy la Mayor de las Antillas conserva en sus vitrinas nueve trofeos. Se juega la XVI edición, desde el jueves en la ciudad de Taichung, en Taipei de China, donde los nuestros debutaron con triunfo de 3-2 frente a Holanda.

Hasta allá llegó el béisbol cubano con la mira puesta en el cetro, que redondearía la decena y que daría un final feliz a un año marcado por grises resultados, excluyendo del análisis al excelente segundo puesto conseguido en el I Clásico Mundial.

En los otros choques de la primera jornada, Japón marcó una vez en la última entrada para aventajar 4-3 a Australia; Corea del Sur aplastó 10-0 a Filipinas e Italia dio la sorpresa, 13-3 ante el anfitrión Taipei de China.

UN POCO DE HISTORIA

Es la Copa Intercontinental el único torneo de béisbol amateur que no cuenta con el privilegio de contar con el béisbol cubano entre sus fundadores, pues tanto a la primera versión disputada en Italia, en el año 1973, como las dos ediciones sucesivas celebradas en Canadá y Nicaragua, no asistieron los actuales monarcas olímpicos y mundiales.

Los peloteros cubanos hicieron su estreno en estas lides durante la cita de la que fueron anfitriones en 1979, y desde entonces han logrado una impresionante cosecha que solo se ha visto interrumpida por la derrota en la ciudad canadiense de Edmonton, en 1981 —a pesar del memorable vuelacercas de Pedro Medina frente a los estadounidenses— y los más recientes fracasos en los certámenes de Barcelona 1997 y Sydney 1999.

Numerosos son los jugadores cubanos que han hecho historia en este tipo de torneo y latentes se mantienen en la memoria de los aficionados algunos hitos como la triple corona de bateo (promedio de 517, seis jonrones y 19 impulsadas) conseguida por el legendario Luis Giraldo Casanova, en Edmonton 81, o el único juego perfecto registrado en estas justas, en poder del diestro Lázaro Valle frente a los coreanos en Puerto Rico 1989.

También memorable ha sido el paso por Copas Intercontinentales de talentosos como Omar Linares, quien en la octava cita organizada en La Habana durante 1987 despachó 11 cuadrangulares, anotó 22 carreras y empujó 26, cifras hasta ahora inigualables por ningún otro atleta. (SE)

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.