Cuba se coronó campeón de la XVI Copa Intercontinental de Béisbol

Cuba retuvo la corona por décima vez en la historia del certamen gracias a triple de Urgellés al imponerse en once entradas frente a Holanda

Autor:

Juventud Rebelde

TAICHUNG, Taipei de China.—Cuba logró su objetivo en la XVI Copa Intercontinental: coronarse por décima vez en la historia del certamen, en trece asistencias, al imponerse en once entradas 6x3 a Holanda, rival aguerrido que cayó no sin antes brindar dura batalla.

El jardinero Yoandry Urgellés, integrante del Todos Estrellas, además mayor empujador (12) y Más Defensivo, fue quien decidió el reñido pleito —también el Jugador Más Valioso—, tras despachar un triple al relevista perdedor Tom Stuifberger, que limpió las almohadillas ocupadas por Yuliesky, Mayeta (jits) y Cepeda (boleto intencional).

Así quedó definida la suerte de Holanda, en medio de la más angustiosa victoria de Cuba en este concierto, como para confirmar los nuevos aires que soplan en el mundo en esta disciplina.

De igual modo aportó brillo al bien organizado certamen, el elenco anfitrión, Taipei de China con su tercer lugar, tras superar a Japón, 4-0, en el Intercontinental, donde los cubanos recibieron la Copa y los más destacados, sus trofeos individuales.

Las demás posiciones, del cuarto al octavo, fueron ocupadas por Japón, Australia, Italia, Corea del Sur y Filipinas.

Poco le faltó a Frank Montieth para culminar triunfante. En su camino se atravesó el veterano Dark Van´t Kloster, y en conteo de 1-2, mantuvo peleando a Holanda con un profundo tubey que remolcó a Michael Duursma (jit), para un espectacular empate a tres.

Cuba exhibía ventaja, 3-2, al conjuro de un vuelacercas de Giorvis Duvergel en la décima, igual a expensas de Stuifbergen.

También actuaron David Draijer y el zurdo Gregory Justina, pero ninguno como el abridor Rob Cordenans que en seis capítulos toleró tres imparables, muchos machucones y tres víctimas de los strikes.

La mala defensa del cuadro holandés ayudó al empate en el séptimo, frente al relevista Diegomar Maxwell, aunque el metrallazo de Urrutia por la inicial debió ser doblete y no error. Garlobo corrió y anotó el empate, gracias a lento machucón de Duvergel.

El buen trabajo de Montieth durante ocho y dos tercios, luego de sustituir a Norge L. Vera, dos limpias en dos entradas, resultó un dogal, con ocho "estrucaos" y pareja de pases.

Pedro L. Lazo volvió a sacar la carne del bracero, con cuatro outs en cinco enfrentados, para dar jaque mate a un elenco holandés al que le flaqueó su defensiva (cinco errores) y pitcheo de segunda línea.

Cuba logró insertar a cinco jugadores en el Todos Estrellas, según las votaciones de los periodistas y el criterio de la Comisión Técnica.

Además, del jardinero Yoandry Urgellés, aparecen Frederich Cepeda y Giorvis Duvergel, junto al receptor Ariel Pestano y el antesalista Michel Enríquez. Los acompañaron el inicialista Sharnol Adriana (HOL), el camarero Yung-Chi Chen (TPI) el torpedero Naoto Watanabe (JAP), el lanzador zurdo Adam Blackley (AUS) y el derecho Sandy Patrone (ITA).

Tomado de Granma Nacional

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.