Cuatro grupos, sí o no

Autor:

Raúl Arce

Para algunos lectores, Guantánamo es el único equipo sin posibilidades en la zona oriental, la cual consideran mucho más reñida que la occidental. Foto: Alex Castro El tema de hoy está en zona de strike. Lean para que vean:

«Si hay algo que le ha venido bien al béisbol nacional es el haber estabilizado su estructura. Este deporte es de números y llevábamos años cambiando los formatos, las cantidades de juegos, los equipos, por eso hoy día se hace difícil comparar con los récords de atletas de años atrás», asegura Yamil Hernández González, especialista de Fincimex, tarjetas prepagadas.

Y añade que «nuestro campeonato garantiza igual número de juegos contra cada equipo, así como un campeón en cada zona y estadios llenos en la postemporada. ¿Qué más? Nunca habrá el mismo nivel en todos los grupos, esto varía y variará según la base.

Finalmente, Yamil esgrime que «los que critican al grupo A no deberían olvidar que años atrás Metropolitanos casi deja fuera a Industriales, con un Matanzas poderoso aunque con pocos resultados, y un equipo como la Isla, ganador como el que más. Los defensores del poderío del grupo C no deberían olvidar que este grupo era un paseo para Villa Clara hace algunas temporadas. En fin, los niveles varían, y si cada vez que esto ocurre cambiamos la serie ¿a dónde iríamos? La solución está en el trabajo en la base de cada provincia para que no haya rezagados».

A Israel Romero le parece que el esquema actual de zonas se hizo teniendo como patrón el sistema que se aplica en las Grandes Ligas, «pero para mí eso no funciona aquí».

Gardiel —sin más generales—, está convencido de que «la zona occidental se ha debilitado mucho, se juega prácticamente para la ubicación de cuatro equipos: Industriales, para mí el más completo; La Habana, Pinar del Río y Sancti Spíritus, porque a pesar de que la Isla ha clasificado varias veces, no creo que pueda hacerlo más hasta por lo menos dentro de dos años.

«Lo contrario es la zona oriental, cada día más reñida, excepto Guantánamo, todos tienen posibilidades, incluso Holguín con su grata mejoría. Deberían clasificar los ocho mejores aunque se pierdan las zonas, de todas formas se juega un todos contra todos», concluye Gardiel.

Nos saluda José Rosales, de Copextel Granma, quien no cree que la estructura de la serie haya que cambiarla, «la mayoría de las ligas del mundo se juegan por zonas o por ligas, y si cada vez que un grupo está flojo vamos a cambiar la estructura adónde vamos a llegar; sí pienso que lo de Metropolitanos hay que pararlo, no considero razonable que ese equipo se siga desarmando todos los años».

Y sentencia el lector bayamés sobre los cien lanzamientos: «A lo único que ayuda es a que se cuiden los brazos, pero no a especializar el pitcheo; cuando surja un muchacho con una estatura de seis pies y una recta de 90 millas, ese en la provincia que sea es abridor, y de relevo quedan los que posean menos condiciones».

Otros más abundan en el intríngulis de la estructura: «Si se tomara la decisión de que clasificaran los ocho primeros, ¿para qué tenerlos divididos en cuatro grupos?» argumenta Raúl Ávila, desde Ottawa, Canadá.

Y acuña Ávila que «una solución intermedia quizá funcione mejor. Me refiero a solo dos divisiones, Occidente y Oriente. Avanzarían a los play off los cuatro primeros de cada división. ¿Podría el quinto de una división terminar con mejor récord que el cuarto de la otra? Claro que sí, pero esto sucede en todos los países y en todos los deportes en que los equipos están divididos en grupos».

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.