Ganó mexicano Zárate octava etapa de Vuelta Ciclística a Cuba

El cubano Arnold "El Chiqui" Alcolea se impuso en los dos exigentes premios de montaña y encabeza la clasificación de mejor escalador Más detalles sobre ruedas

Autor:

José Luis López

Arnold «el Chiqui» Alcolea ganó los exigentes premios de montaña de El Mirador y Topes de Collantes. Foto: Ángel Yu SANTA CLARA.— No por hiperbolizar, se denomina «reina» a la octava etapa de la Vuelta Ciclística a Cuba, un tramo de 159 kilómetros entre Sancti Spíritus y esta ciudad, donde este martes se impuso el mexicano Jesús Zárate (Tecos), con crono de 4:11.04 horas.

El «hala-hala» es tan atroz, que los gritos de «¿cuándo se acaba esto?» y solicitudes de agua en diversos idiomas, pululan por doquier, ora dentro de la serpentina multicolor, ora en las súplicas de los ciclistas por la colaboración de sus allegados.

Los primeros 70 kilómetros, por demás lisos, están diseñados para un ataque de los sprinters, por eso Héctor Yamay (SCU) y Wilmen Bravo (VEN) no vieron barreras que obstaculizaran sus triunfos en las metas volantes de Banao y Trinidad.

Pero a la salida de Trinidad es donde «comienza la etapa», según confiesan los pedalistas, asombrados cuando en el horizonte divisan el macizo del Escambray, en el cual deben dirimir dos exigentes premios de montaña: el Mirador y Topes de Collantes, separados solo por cuatro kilómetros.

Del entronque de Topes hasta ese segundo premio hay 11 kilómetros que «asustan al miedo». Es la lucha del hombre contra la montaña. Loma tras loma, mínima ayuda y, por consiguiente, cero respiro.

Pero hay hombres creados para tales vicisitudes, como el cubano Arnold «el Chiqui» Alcolea, mal dotado para este deporte por la madre natura, pues solo mide 1,66 metros y pesa 57 kilogramos. Pero su empuje y corazón son ilimitados, no porque haya ganado ambos premios de montaña, sino por hacerlo solo, para rubricar actuación similar al año anterior.

«Subí con todo, pues estoy bien entrenado, recuerda que tuve un gran fogueo en la Vuelta al Táchira. En la montaña no hay ayuda. Sí, estoy flaco y bajo de peso, pero eso me posibilita ascender como lo hice. Después, me dejé caer y esperé a Pedro Pablo (Pérez) pues es el líder de la carrera», declaró Alcolea, quien ahora encabeza la clasificación de mejor escalador, con 32 puntos.

Las tribulaciones del ascenso-descenso de Topes —incluida la peligrosa Curva del Muerto—, se traducen en caídas de pedalistas, ponches de neumáticos y roturas de carros de la caravana. En fin, una aventura tan loca como el ulterior intento de llegada a la meta, situada a 72 kilómetros.

La entrada a Santa Clara fue un convite para los ciclistas más integrales, esos que suben, bajan y se embalan al final. Hubo fracción en cinco grupos, pero en el de vanguardia entran esos, los vanguardias.

«Esta etapa fue muy fuerte por la cuesta y los peligrosos descensos. Pude trepar bien y luego me dejé arrastrar con Pedro Pablo y su equipo. Así me pude reservar para el remate», expresó el ganador, Jesús Zárate.

Resultados de la etapa: 1. Jesús Zárate (Tecos) 4:11.04; 2. Gianluca Cavalli (Cinelli-Endeka) m.t; 3. José Contreras (VEN) m.t... Clasificación general individual: 1. Pedro Pablo Pérez (CUB A) 23:41.07; 2. Carlos Ochoa (Venezuela) a 0:35 segundos; 3. Adonis Cardoso (CUB A) a 0:36 segundos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.