Confirman participación de Puerto Rico en Juegos del ALBA en Venezuela

La insegura situación de los adolescentes que aspiran a incorporarse a las lIgas del béisbol profesional fue abordada en una reunión de este deporte en Puerto Rico

Autor:

Raúl Arce

Puerto Rico, que fracasó con sus profesionales en el Clásico Mundial y en la pasada Serie del Caribe, estará presente en la justa beisbolera de los juegos del ALBA. Foto: AP «Ni un diez por ciento de los peloteros que son escogidos en la adolescencia llega a alguna Liga en Estados Unidos; actualmente, en Venezuela hay 1 500 jugadores menores de 23 años».

La cifra la brinda la agencia EFE, reseñando una reunión de personalidades de este deporte convocada en San Juan de Puerto Rico. Israel Roldán, presidente de la Federación de Béisbol Aficionado de Puerto Rico (FBAPR) y su homólogo de la Federación Venezolana, Edwin Zerpa, estuvieron codo a codo en la cita.

«En Venezuela muchos jóvenes pierden sus estudios por intentar llegar a las Mayores», explicó Zerpa en un comunicado de prensa.

Pero hay mucho más. Según el venezolano, los llamados «agentes» les inyectan esteroides a los muchachos; luego, los peloteros son rechazados en las pruebas antidoping y abandonados a su suerte. Así, mientras algunos regresan a su país sin dinero ni educación, otros simplemente desaparecen.

El despacho periodístico no destila asombro; parece dar por sobreentendido que la ley del mercado aprueba cualquier método.

Mientras tanto —y este anuncio es tranquilizador—, Zerpa y Roldán confirmaron la participación de Puerto Rico en los II Juegos del ALBA, cita que tendrá lugar próximamente en varios estados venezolanos y a la cual acudirán 18 países, como fogueo para los Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007.

Cuba, Brasil, Colombia, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana y Venezuela animarán allí la justa beisbolera, del 28 de abril al 4 de mayo.

SEXO Y VIOLENCIA

Ahora le doy la palabra a la agencia AFP: «En un caso que expone el lado oscuro del sistema de estrellas del deporte estadounidense, el dominicano Ronnie Belliard ha pasado de la alegría por haber ganado la Serie Mundial de béisbol con los Cardenales de San Louis, a ser protagonista en una oscura historia de sexo y chantaje».

Dice la nota que Belliard (lo vimos en el Clásico Mundial con la escuadra de su país), casado y con dos hijos, acusa de extorsión a un hombre que le exigió dinero para mantener en secreto una relación del pelotero con Laura Edwards, la hija del supuesto chantajista.

El comentario recuerda además los casos de Kobe Bryant, estrella del baloncesto en la NBA, y del jugador de fútbol americano Darrent Williams.

Bryant fue acusado de asalto sexual por parte de una empleada de un hotel de Colorado, caso que libró gracias a un acuerdo extrajudicial.

Williams, de los Denver Broncos de la NFL, falleció en enero pasado en un confuso incidente ocurrido en un club nocturno.

«Es tal el problema, que muchas franquicias profesionales tienen sesiones educacionales con sus novatos, para enseñarles a manejar su vida fuera de la cancha», amplía el despacho noticioso.

Tiene calidad el deporte pagado, negarlo sería un intento de ocultar el sol con un dedo. Tiene oropel y está colmado de atractivos, pero algunos desdichados deben vender su alma al diablo para alcanzarlo.

Otros ni siquiera llegan. Como ese 90 por ciento de aspirantes a peloteros que se frustran, según el dato implícito en aquel despacho de EFE.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.