¿Academia o terreno?

Autor:

Juventud Rebelde

Miguel Borroto. Foto: Alex Castro

Ambos estaban a pleno sol, cada uno orientando a los suyos en las prácticas matutinas, cada uno con una mímica propia.

Primero fuimos al encuentro con Miguel Borroto, ese director ecuánime y capaz, nacido el primero de mayo de 1955, que ha timoneado en 16 series nacionales y ocho selectivas, ese que tiene el mérito indisputable de haber resucitado al Camagüey cuando muchos veían en tal equipo «al mismo de todos los años».

Después estrechamos la mano del Capitán Eterno, Antonio Pacheco, quien en 22 campañas como atleta tejió una leyenda no solo por sus números (334 de promedio al bate, más de 2000 hits, 713 extrabases, 1258 anotadas, 1304 impulsadas), sino por su comportamiento intachable en el terreno. Luego, en tres años como mentor, ha enseñado sabiduría, como si hubiese sido predestinado también para estos trajines más «diplomáticos».

Antonio Pacheco. Foto: Daniel Anaya

Ellos, involucrados ahora en una de las batallas de los play off, protagonizan el único duelo entre un llamado manager de academia y un ex jugador. Las demás porfías de los pilotos son entre ex atletas (Víctor Mesa vs. Ermidelio Urrutia y Rey Anglada vs. Lourdes Gourruiel) o entre «directores de escuela» (Esteban Lombillo vs. Jorge Fuentes), aunque el habanero pasó brevemente por las Series Nacionales.

De modo que esa singularidad nos condujo a soltarles a los dos una pregunta polémica, que los aficionados de vez en cuando traen en la boca: ¿Quién dirige mejor, el que aprendió en el fragor del juego diario o el que se cultivó en las erudiciones del instituto?

Cada uno respondió con su estilo, ambos con infinita modestia. Aunque las respuestas, tal vez, aviven más la discusión entre los cubanos, hechos al parecer para forcejear verbalmente en temas de béisbol.

Borroto: Yo respeto el criterio de todo el mundo. Ser manager es una cosa difícil. Aquellos que fueron peloteros y tuvieron calidad y hoy son directores... bueno...es lo idóneo. Yo contra esto no podría estar, somos amigos todos los mentores, pienso que sería feo estar hablando de la academia y esas cosas.

Pacheco: Haber jugado pelota puede que tenga sus ventajas, pero eso no quiere decir que eres mejor que quien no jugó. Tenemos directores como Jorge Fuentes, el mismo Borroto, Higinio, quienes no fueron figuras como jugadores, pero han tenido la capacidad de aglutinar a un grupo de atletas y ahí está el resultado que tienen.

Borroto: El manager lo que sí debe ser una persona en la que se reúnan las condiciones necesarias en cuanto a ejemplaridad, capacidad, interpretación, dominio de las reglas, de todo....

Pacheco: Ese que no jugó pero puede llevar a los suyos adelante, mantiene la disciplina y la cohesión del equipo... ese es el ideal.

Borroto: Lo importante está en los resultados por encima de todo, cuando hay resultados es porque hay algo más que haber sido una estrella como pelotero o algo más que haber sido una estrella como estudiante en la Universidad.

Pacheco: Creo que por encima de esas comparaciones, hay que tener cualidades, y el éxito está en poder desarrollarlas como lo han hecho muchos que jugaron: Víctor Mesa, Anglada, Urquiola, Gourriel, unos cuantos... Pero repito, haber practicado el béisbol no garantiza ser un buen director.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.