Industriales gana a Santiago de Cuba el tercer juego por el primer lugar

Los capitalinos blanqueron cinco carreras por cero a los santiagueros. Hoy se vuelven a enfrentar en el cuarto juego del play off

Autor:

Raúl Arce

Arleys Sánchez fue inmune a las avispas. Foto: Juan Moreno Fue como un acto de ilusionismo: de la mano izquierda de Arleys Sánchez brotaban palomas, pañuelos y hasta volutas de humo, pero no pelotas visibles para sus oponentes, e Industriales blanqueó cinco carreras por cero a Santiago de Cuba.

Solo 93 lanzamientos empleó este tirador de cinco Series Nacionales, y a partir del octavo inning le entregó el montículo a los relevistas, para que ellos completaran el primer triunfo azul, después de sus dos derrotas en la Ciudad Heroína.

Mucho antes de que ello sucediera, cuando aún el sol calentaba, el perímetro del Latinoamericano había sido un hormiguero de público, y una vez anunciadas las alineaciones afloró más de un asombro. Antonio Pacheco introdujo un cambio forzoso, el del designado Alexander Jorge en lugar del expulsado Pedro Poll; Rey Vicente Anglada, en cambio, se atrevió a colocar al novato Yasmany Viera en la antesala, de manera que la tanda baja azul se antojaba un paseo para los tiradores visitantes.

ALDEN, PA’LA CALLE

De desmentir la suspicacias se encargó Alden Mesa. El muchacho levantó de sus asientos a decenas de miles, dando rienda suelta a un ansia contenida, y el estremecimiento colectivo hundió varios centímetros al viejo estadio: jonrón al ala izquierda, de línea, en el segundo inning.

Tanto fue el desconcierto, que el abridor de las avispas, Osmel Cintra, llamó a sus entrenadores en el dugout, como si dudara de las instrucciones que había recibido.

La ventaja se amplió un capítulo después, por sencillo de Enrique Díaz, doble por regla de Carlos Tabares —la bola se atoró bajó un colchón protector en la zona foul del jardín izquierdo, cuando ya el corredor pisaba el home— y un sencillo de Yoandry Urgellés, que en definitiva remolcó a los dos hombres.

Dos más, a cuenta gotas, se resumieron así: primero, sencillo de Yasser Gómez y doble de Rudy Reyes; después, hit de Raiko Olivares, un wild, y tres bases por bolas, repartidas entre Cintra y el relevista Leodanis Menéndez.

Mientras, Arleys se mantenía por encima de los santiagueros en el conteo —ponchó a ocho— dominaba con su sinker, su slider, y varios de los abanicados se volvían estatuas, sorprendidos por una recta que no pasó de 88 millas por hora.

¿ASFIXIA COLECTIVA?

En el octavo, como el vigía de la nave que se acerca a tierra firme, los santiagueros divisaron muy de cerca los contornos de la goma: con cinco anotaciones de ventaja, y después de retirar a dos bateadores, la faena del cerrador Odrisamer Despaigne parecía como coser y cantar.

Pero el derecho transfirió en sucesión a Ronnier Mustelier, Héctor Olivera y Alexei Bell; entonces llegó Frank Montieth, y Rolando Meriño le disparó una línea, por encima y a la derecha de Rudy Reyes. Los mismos miles de almas que dos horas antes se irguieron en sus asientos con el batazo de Alden, contuvieron entonces el aliento, y Rudy los volvió a la vida con un giro, un par de pasos, y el salto felino, degollando la pelota.

Hoy, a las dos de la tarde, con ventaja santiaguera de dos juegos por uno, probable duelo entre el gigante derecho Ormari Romero y el zurdo Maicel Díaz.

LATINOAMERICANO C H E SCU 000 000 000 - 0 3 1 IND 012 011 00X - 5 9 0 Ganó: A. Sánchez (12-4) Perdió: O. Cintra (13-4) HR: A. Mesa

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.