Llenos de expectativas en el Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón - Deporte

Llenos de expectativas en el Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón

Del presente certamen saldrá, presumiblemente, la escuadra que buscará en breve los boletos para los Juegos Olímpicos de Beijing

Autor:

Raiko Martín

La experiencia de Michel López (derecha) podrá inclinar la balanza en los superpesados. Foto: Roberto Suárez Holguín.— Cada año, el Campeonato Nacional de boxeo Playa Girón llega cargado de expectativas, y todavía más cuando se trata de una edición previa a los Juegos Olímpicos, como la que se celebra ahora en esta ciudad. Del presente certamen saldrá definida, presumiblemente, la escuadra que buscará en breve los boletos para la cita estival de Beijing.

Así, muy atentos a cuanto sucede sobre el cuadrilátero han estado los estrategas, quienes tendrán la última palabra tras el campanazo final. Se ha dicho que las decisiones estarán a tono con los resultados, de ahí que cerca del epílogo —previsto para el próximo sábado— el interés se multiplica en los predios del Ateneo Fernando de Dios.

Hasta aquí llegaron varios candidatos de fuerza. Y si algunos han sabido apuntalar su condición de «sembrados», no han faltado tampoco los que se han despedido del torneo dejando una interrogante sobre sus aspiraciones olímpicas. La gran pregunta es, entonces, cuánto pesará una corona en las futuras determinaciones.

Si se toma como referencia el certamen nacional previo a los Juegos de Atenas 2004, los números pueden dar una pista. En esa ocasión viajaron a la capital griega apenas cinco de los hombres que se ciñeron la faja doméstica ese año, y solo tres lograron escalar a lo más alto del podio olímpico.

Claro, las circunstancias hoy no son ni remotamente similares, y esto condiciona cualquier alternativa. No obstante, lo visto sobre el ring hace pensar que en lo adelante se vivirán interesantes pleitos por todo lo que está en juego.

Atractivo se presenta, por ejemplo, un posible duelo en la categoría ligero welter —al cierre definía sus medallistas—, donde el monarca defensor, Richard Poll (SSP), tendrá que soportar el empuje de Rosniel Iglesias (PRI). El vueltabajero, con un título universal juvenil en su cosecha, se coronó hace tres años en la división mosca, y desde entonces ha transitado por diferentes pesos. Ahora, con dos triunfos por RSC, se perfila como un serio aspirante al cetro, y a algo más.

Más o menos cerrada se presenta la disputa entre los semipesados, donde estará nuevamente a prueba la intermitencia de Yunier Dorticós (LHA) frente a la experiencia de Yordanis Despaigne (SCU). Similares características tendrá también el esperado duelo entre el bronce olímpico superpesado Michel López (PRI) y el titular panamericano Robert Alfonso (CHA), si este último triunfaba al cierre y saliera ileso hoy de un casi cantado duelo con el camagüeyano Luis Ortiz.

Como todos los seguidores del boxeo cubano, me sentaré junto al ring a esperar esos desenlaces, y solo entonces conoceré realmente cuánto valdrán esas coronas para iniciar en marzo el camino hacia la gloria olímpica, en la eliminatoria de Trinidad y Tobago.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.