Termina la actuación cubana en la esgrima de los Juegos Olímpicos - Deporte

Termina la actuación cubana en la esgrima de los Juegos Olímpicos

Misleidis Compañy cayó 15-7 frente a la italiana Giovanna Trillini, cuatro veces medallista en Juegos Olímpicos. Se extrañan las victorias pasadas en esta disciplina

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING.- Como en el teatro, el pabellón de esgrima se apaga cuando comienza la función y las luces solo enfocan a las actrices sobre la pista. Definitivamente, los anfitriones de estos Juegos Olímpicos saben muy bien cómo montar un gran espectáculo.

Maravillado por la penumbra, consigo a duras penas un sitio en la tribuna de la prensa. Entonces me concentro en Misleidis Compañy, la única morena entre tantas competidoras. Ella sube a pelear con una sonrisa, porque sabe que estar aquí es su primera victoria.

Muy difícil le resulta la australiana Joanna Halls, pero termina venciéndola 15-13 en la ronda de 64 tiradoras. Luego llega una espera que me adormece, pues el sueño es siempre un fantasma tan lejos del hogar. Y encima a media luz...

Al fin se anuncian los próximos asaltos y Misleidis regresa. El público no la ve, solo tiene ojos para la china Lei Zhang, quien compite en la pista contigua. En su delirio, los aficionados ni siquiera se enteran de que la criolla tiene frente a sí a la italiana Giovanna Trillini, cuatro veces medallista en Juegos Olímpicos (oro en 1992, bronce en 1996 y 2000, plata en 2004). Solo su compatriota Valentina Vezzali, bicampeona bajo los cinco aros y multimedallista mundial, tiene un palmarés superior.

Parece un obstáculo insalvable, y lo es. La europea se impone 15-7. Misleidis se retira entonces agotada por el esfuerzo y nuestro fotógrafo congela una imagen para la historia.

Así termina la actuación cubana en la esgrima de los Juegos Olímpicos. Dos días antes, la sablista Maylin González también cayó en la ronda de 32. Se extrañan aquellos tiempos en que aspirábamos a medallas. Ojalá vuelvan. Lo merece esta disciplina donde tuvimos a nuestro primer campeón.

La tradición se conserva, pues contra viento y marea cada año pasan por La Habana los mejores del mundo. Ningún otro deporte consigue atraerlos. Apuesto entonces a que encontraremos la llave perdida.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.