Dayron Robles se queda sin oponente tras retirada de Liu Xiang

Liu Xiang, campeón olímpico en Atenas 2004, quedó fuera de la clasificación a la siguiente ronda tras retirase en su heat eliminatorio con una molestia en su pie, por su parte, el cubano clasificó cómodamente

Autor:

Juventud Rebelde

BEIJING.— Parece un hechizo. Entrar en el Nido de Pájaro, flamante escenario del atletismo olímpico en esta ciudad, provoca alucinaciones. En cualquier momento puede uno pasar de la alegría al dolor, de la euforia a la tragedia.Nos sucedió este lunes varias veces. Primero, locura por ver a Dayron Robles debutar a sus anchas en los 110 metros con vallas. Luego, horror por la retirada de Liu Xiang y la súbita cancelación del esperado duelo entre ambos.El estadio, que rugía de felicidad desde las nueve de la mañana, lloraba desconsoladamente al mediodía. Liu no saludó al público ni cuando llegó ni cuando se fue, acaso porque ya sabía que en algún momento iba a decepcionarlo.No obstante, intentó disputar su serie eliminatoria hasta que una arrancada en falso lo puso en evidencia. Volvió sobre sus pasos quejándose de la pierna derecha y siguió de largo, abandonando la pista. Todo el mundo pensó entonces que iba a cambiarse las zapatillas, pero no regresó.Sun Haiping, su entrenador, apareció poco después en una conferencia de prensa, anegado en lágrimas. «Liu padece dos lesiones, una en la pierna y otra en el pie. El mayor problema está en el talón, pues el suyo sobresale más que el de otros y sufre mucho en los apoyos. Hasta tres médicos han estado pendientes de él, ayudándole a sobrellevar el dolor», explicó.Sin embargo, mucha gente opina que el héroe debió dar la cara. Los chinos no, ellos lo veneran y cuando uno quiere así suele estar ciego. Casi todos hemos pasado por esa experiencia. La gran noche El público volvió a la noche, disciplinadamente, y tuvo su recompensa. Nosotros también, por cierto. Primero llegó la medalla de plata de Yarelis Barrios en el disco, primera del atletismo cubano en esta justa. La pinareña lanzó el implemento hasta los 63,64 metros y solo fue superada por la norteamericana Stephanie Brown (64,74). Un dato curioso: Estados Unidos no ganaba el oro en esta prueba desde los Juegos de Los Ángeles en 1932. ¿Qué les parece?Luego vino el tercer lugar de Ibrahim Camejo en el salto de longitud con 8,20 metros. Aquí el título fue para el panameño Irving Saladino (8,34), primero de su país en toda la historia. Anteriormente, la nación istmeña solo tenía dos medallas en Juegos Olímpicos, ambas de bronce, logradas por el velocista Lloyd La Beach, en 100 y 200 metros, en Londres 1948.Pero quedaba historia. Con su habitual encanto para seducir a los aficionados —y a los periodistas—, la bella pertiguista rusa Yelena Isinbayeva consiguió su segundo cetro olímpico, esta vez con récord mundial de 5,05 metros.Fue su tercera plusmarca universal del año, la número 24 de su carrera y la 14 al aire libre. Y vendrán más. No por gusto la entrena Vitali Petrov, el hombre que condujo a Sergei Bubka hasta los 35 récords mundiales.Así, aunque el día tuvo un final feliz, muchos lugareños se «santiguarán» este martes antes de entrar al Nido de Pájaro. Por si las moscas...

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.