Opiniones sobre la preselección nacional al Clásico Mundial de Béisbol - Deporte

Opiniones sobre la preselección nacional al Clásico Mundial de Béisbol

Autor:

Juventud Rebelde

Por Santa Clara comenzó la indagación para conocer que piensan los aficionados acerca de los 45 peloteros elegibles para conformar la selección cubana que participará en esa lid

Una vez conocidos los 45 peloteros elegibles para integrar el equipo Cuba al esperado Clásico Mundial, decidimos mudarnos de esquina y buscar opiniones por toda la isla. Nuestra primera parada fue la ciudad de Santa Clara, justo cuando el pinareño Yunieski Maya celebraba su convocatoria con lechada sobre el conjunto naranja. Al día siguiente, el céntrico parque Vidal era un hormiguero.

«En sentido general, los peloteros llamados a filas son los que deben estar. Aquí solo esperamos que se haga justicia con Leonys Martín, pues el muchacho es uno de los más versátiles que hay ahora en Cuba y merece una oportunidad. Para los Juegos Olímpicos los técnicos prefirieron al guantanamero Giorvis Duvergel y este no rindió, así que ahora debemos darle agua al dominó», nos dijo en ráfaga Adrián Martínez, estudiante de la Universidad Central de Las Villas.

«Y Eduardo Martín debe ser el manager», gritó desde un banco cercano Nicomedes Tápanes, de 75 años, quien dice haber visto mucha pelota en su vida. «El hombre es Licenciado y tiene paciencia, algo que faltaba en Villa Clara», añade.

Nos vamos dejando un consenso sobre este tema y en torno a la segura inclusión de Paret y Pestano, dos guerreros que no pueden faltar. Tampoco Peraza, de quien se habla muy bien en todo el país.

«La discusión es cuántos receptores deben llevarse, pero sean dos o tres, el Gordo es uno de ellos», aseguró Mario Gómez, quien desde su bicitaxi nos mostró el camino hacia el motel del Partido en Ciego de Ávila.

En la capital avileña hablan maravillas del cerrador Vladimir García y el jardinero Yoelvis Fiss, a quienes dan por seguros en el equipo. «Fiss está haciendo lo mismo que Bell el año pasado, así que no hay discusión. Y por lo menos tres relevistas deben incluirse —son 13 lanzadores—, lo cual le abre las puertas a Vladimir», explica Tato, uno de esos personajes populares que todo el mundo conoce por el apodo y no por su nombre.

Más adelante, en la conocida Caldosa de Kiki y Marina, el tema era el repunte de Santiago de Cuba. Claro, Las Tunas anda mal y el consuelo es refugiarse en el panal de las avispas.

«Santiago no pierde este año tampoco», dice Juan desde un surtido mostrador que impresiona al visitante. ¿Y Urrutia? —le pregunto— ¿regresa al equipo Cuba? «Bueno, ignorar sus méritos es como olvidarse del machete de Vicente García en la historia de Cuba», replicó a mis espaldas un estudiante de la filial universitaria Vladimir Ilich Lenin.

Finalmente, en Holguín encontramos un ambiente de fiesta, combinado entre la Semana de la cultura y la reciente actuación de los cachorros en el Latinoamericano. Por todos los rincones de la bella Ciudad de los parques se habla de pelota y los lugareños confían en que Aroldis Chapman y Luis Miguel Rodríguez se luzcan en el Clásico.

Nuestro camino terminó en el Central Cristino Naranjo, del municipio de Cacocum, donde la peña en casa de Enrique y Yadira fue una tregua en medio de la zafra. Si en 2006 ganar el Clásico parecía una quimera y casi lo logramos, ahora se habla de ello con desparpajo. ¡Que venga la fiera!

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.