Jonrones y anécdotas - Deporte

Jonrones y anécdotas

Autor:

Juventud Rebelde

Todavía se comentan los cuatro jonrones del granmense Alfredo Despaigne frente a Holguín, el pasado fin de semana. Y cuando algo como eso sucede, enseguida nos ponemos a pensar en los récords...

El tope de más jonrones en una serie de tres juegos es de seis, según datos del estadístico Benigno Daquinta. Lo consiguió primero el villaclareño Oscar Machado, contra Las Tunas, en enero de 1995 (dio dos en cada compromiso). Luego lo imitó el guantanamero Ariel Benavides, frente a Granma, en diciembre de 1998 (conectó uno en el choque inicial, dos en el segundo y tres en el tercero).

Así, Despaigne se quedó corto en este aspecto, pero anoche, en cambio, igualó otra marca. Sucede que, con su estacazo contra Cienfuegos en Manzanillo, el cuarto bate de Granma llegó a seis partidos consecutivos bateando jonrón. Recordemos que él había botado la pelota los días 7 y 8 de febrero, frente a Santiago de Cuba, justo antes de que la Serie se detuviera para dar paso al Clásico Mundial.

Aquí el récord es compartido con otros cinco atletas. Los primeros en lograrlo fueron el matancero Arturo Sánchez (Selectiva de 1981) y el habanero Juan Carlos Millán (Selectiva de 1992). Más tarde se sumó Omar Linares, quien burló las cercas en todos los juegos del play off de la II Copa Revolución, en 1997. Fue un consuelo para su equipo Pinar del Río, derrotado 4-2 por Santiago de Cuba en aquella ocasión.

Otro estelar que se ensañó con los lanzadores indómitos fue Michel Enríquez, al desaparecer sendas pelotas los días 19, 20 y 21 de diciembre del año 2000. El pinero extendió su cadena por tres jornadas más: 23 y 24 de diciembre, contra Guantánamo, y el día 25 frente a Villa Clara.

Finalmente, Michel Fors logró la hazaña jugando con Metropolitanos hace cuatro años. Este le pegó un bambinazo a Holguín, tres a Granma y dos a Guantánamo.

¿Qué les parece? Detrás de los numeritos hay una verdad oculta: desde hace años, los lanzadores de la zona oriental soportan un mayor castigo que los de Occidente. ¿La razón?. No tengo la respuesta ahora, pero investigaremos.

Para su archivo

El pasado domingo publicamos una nota relacionada también con los jonrones, pero dentro del terreno. Entonces aclaramos que los datos eran extraoficiales, porque la urgencia del diario no permitía en ese momento desempolvar los archivos.

Pues bien, como la familia del béisbol es una sola en esta Isla, nos asistió enseguida el colega Osvaldo Rojas Garay, cronista del periódico Vanguardia, de Villa Clara. Él confirma que Pedro Jova tiene el récord histórico de este tipo de conexión en Series Nacionales, pero aclara que son cuatro y no siete.

Además, Jova comparte el mérito con otros cuatro atletas. Uno de ellos es el también villaclareño, Rafael Orlando Acebey, quien se retiró oficialmente del béisbol activo el pasado sábado en Caibarién. Los restantes son Jorge García y Antonio Pacheco, ambos de Santiago de Cuba, así como el camagüeyano Luis Ulacia.

Rojas aporta más detalles curiosos: el jonrón cien dentro del terreno en nuestros torneos beisboleros lo disparó Antonio Muñoz, frente a Porfirio Pérez, en la Selectiva de 1983. Y la primera conexión de este tipo en Series Nacionales fue del desaparecido Owen Blandino, ante un envío de Cecilio Soto, el 15 de marzo de 1964.

Días después, el 2 de abril —se cumplen este jueves 45 años de aquel hecho—, Eduardo «Tiburón» Morales (Orientales), el mismísimo cantante de Son 14, se convirtió en el primer bateador zurdo en conectar un batazo con estas características. Fue frente a Isidro Borrego (Occidentales), en el cuarto inning, con un corredor a bordo.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.