Préstame un pitcher

La idea de intercambiar los lanzadores de Occidentales y Orientales en la Serie de las Estrellas posibilitaría que todos los bateadores se enfrentarán a todos los pitchers, y viceversa

Autor:

Juventud Rebelde

Catalino García, uno de esos tantos lectores que le sabe mucho a la pelota, nos sorprendió con la pregunta en plena calle: ¿por qué no se intercambian los lanzadores de Occidentales y Orientales, periodista?

Aturdido por el calor sofocante de un mediodía de agosto, me quedé como pescado en tarima. Él debió advertirlo enseguida, pues rápidamente corrigió el tiro: «Déjeme explicarle. Si hacemos eso, todos los bateadores tendrían la posibilidad de enfrentarse a todos los lanzadores, y viceversa».

¡Eureka! Tiene mucha lógica el asunto, pues se mantendrían los mismos equipos, pero con un staff de pitcheo diferente. Incluso, la medida pudiera aplicarse cuando termine mañana la mitad de los 18 juegos previstos en la preparación para la Copa Mundial.

A fin de cuentas, lo importante no es quién gana la Serie de las Estrellas, sino que todos los peloteros se pongan a tope. Y mientras más parámetros de comparación tengamos, pues tanto mejor. En fin, volvemos a poner una pelota en el aire...

Mundial de cadetes

Otros lectores se interesan por la historia de los campeonatos mundiales de la categoría Cadetes, cuya edición 14 comenzará el próximo sábado en Taipei de China.

Pues bien, estos eventos comenzaron en Japón 1989 y precisamente los nipones se llevaron el título en aquella ocasión. Luego ganaron de nuevo al año siguiente, pero no han vuelto a sonreír hasta el sol de hoy.

Cuba conquistó su primer título en la cita de México 1994 y luego sumó otros tres para su vitrina: en Brasil 1995, en Taipei de China 1997, y en 2005, la edición más reciente, también en territorio azteca.

Por su parte, Estados Unidos ha sido campeón en tres ocasiones, todas de forma consecutiva (1998, 2001 y 2003). En 2005 llegaron también a la final, pero esa vez perdieron frente a Cuba.

Los restantes ganadores han sido Taipei de China (1991), Brasil (1993), y Corea del Sur (1996). De este trío, los taipeianos archivan además cinco medallas de plata y una de bronce, en tanto los sudamericanos tienen dos subtítulos y dos terceros lugares.

Hace dos años, el evento iba a celebrarse en Venezuela, pero al final no fue avalado por la Federación Internacional de Béisbol. De tal manera, la cercana edición en Taipei de China marca el reinicio de las hostilidades.

Cuba debutará el sábado 15 contra Australia en el grupo A, donde aparecen también las selecciones de Japón, Venezuela, Rusia y el país sede. Mientras, en la zona B competirán Sudcorea, Estados Unidos, Holanda, México, Panamá y la República Checa.

Los cuatro primeros de cada llave avanzarán hacia la etapa de cuartos de final. Allí se cruzará el primero de una zona contra el cuarto de la otra, el segundo contra el tercero, y viceversa.

De esos duelos de «muerte súbita» emergerán los cuatro semifinalistas, y luego los dos mejores equipos discutirán el cetro el día 23 de agosto.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.