Michael Phelps entre récords y tropiezos legales - Deporte

Michael Phelps entre récords y tropiezos legales

Los logros del nadador estadounidense se han visto ensombrecidos este año por incidentes en que ha estado involucrado con pipas de cannabis y latas de cervezas

Autor:

Servicio Especial

Dice un viejo refrán que por la boca muere el pez y el nadador estadounidense Michael Phelps tendrá que tomarlo muy en cuenta durante el presente año. Recordemos que en 2009 lo pescaron dos veces con anzuelos tan curiosos como pipas de cannabis y latas de cervezas.

Phelps cerró un 2009 de sombras y luces, con buen saldo en lo deportivo y números rojos en lo personal. El «Tiburón de Baltimore» comenzó el pasado año boqueando fuera del agua, pues un tabloide británico publicó una fotografía donde se le veía con una pipa de cristal transparente, similar a las que se usan para fumar derivados del cannabis o marihuana.

La imagen fue tomada con la cámara de un teléfono celular, en una fiesta privada en los dormitorios de la Universidad de Carolina del Sur, en noviembre de 2008. Sucedió casi tres meses después del gran éxito de Phelps en los Juegos  Olímpicos de Beijing, donde ganó ocho medallas de oro.

La foto de Phelps le dio la vuelta al mundo y afectó su relación con los patrocinadores. Muchos lo retiraron de sus anuncios, como los cereales Kelloggs, los relojes Omega y los trajes de baño Speedo.

Aunque una foto siempre vale más que mil palabras, las declaraciones de supuestos «amigos» de Phelps en esa fiesta también le echaron leña al fuego.

«Se puede decir que Michael había fumado antes. Agarró el bong y un mechero, y sabía exactamente qué hacer. Parecía tan natural con un bong en las manos como en una piscina», dijo un asistente a la fiesta, según la publicación News of the World, de Inglaterra.

Phelps dijo haber sacado buena experiencia del incidente y desde entonces ha sido más cauteloso con su entorno. «Es necesario saber siempre quiénes son tus verdaderos amigos, los que te  rodean y quiénes no te ven verdaderamente por lo que hiciste o representas», comentó.

Phelps pidió disculpas públicas, cumplió una suspensión de tres meses por la Federación estadounidenses de natación, y la tormenta fue diluyéndose tan pronto se echó a la piscina y comenzó a sacar récords y nuevos triunfos.

El nadador, de 24 años y con 14 títulos olímpicos en sus alforjas, comenzó su cosecha anual en julio, en las clasificatorias estadounidenses para el Mundial de Roma, realizadas en Indianápolis. Allí consiguió el boleto e implantó récord mundial en los 100 metros mariposa (50:22 segundos).

Un mes después se coronó rey de Roma, con cinco medallas de oro (tres relevos más 100 y 200 metros mariposa). Asimismo, sacó sendos récords mundiales en 100 metros mariposa (49:82 segundos), 200 metros del mismo estilo (1:51.51 minutos) y el relevo combinado de 4x100.

Su actuación en Roma compensó los pobres resultados en el Mundial de piscina corta en Berlín. Desde 2001, Phelps obtuvo un total de 25 títulos mundiales, 13 de ellos individuales.

Sin embargo, a su regreso de Roma, Phelps tuvo otro traspié con la ley. Entonces se vio involucrado en un accidente de tránsito en Baltimore. No fue culpable, pero la policía igualmente lo notificó por manejar con una licencia vencida. Además, el nadador admitió haber tomado una cerveza 75 minutos antes del siniestro.

Phelps había tenido problemas con el timón en 2004, cuando fue sorprendido manejando en estado de ebriedad y sentenciado a 18 meses de libertad condicional. Fue después de ganar seis medallas de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.