Cuba terminó en el decimoquinto puesto del Mundial de judo

La selección antillana, que asistió con siete mujeres y cuatro hombres, obtuvo tres medallas de bronce. En la rama femenina fue octava y decimotercera en la masculina

Autor:

José Luis López

Japón fue «inhospitalario» con Cuba este lunes, pues tres de sus representantes eliminaron a los competidores criollos en la última fecha del Campeonato Mundial de Judo, celebrado en Tokio.

La jornada se dedicó a la categoría abierta, donde Cuba «dobló» con Oscar Braison y Oreydis Despaigne en la rama masculina. Mientras, Idalis Ortiz compitió por las chicas.

Según reflejó la web oficial del certamen, Braison fue quien más avanzó. El camagüeyano, bronce olímpico en Beijing 2008 y subcampeón mundial de Róterdam 2009, en esta justa nipona no pudo obtener medalla en más de 100 kilogramos.

Ahora, en la categoría libre, venció en sus tres primeros combates, pero luego cayó por ippón ante el nipón Keiji Susuki, a la postre medallista de bronce.

Despaigne, dueño de un meritorio tercer escaño en los 100 kilogramos en esta cita, firmó un triunfo antes de caer por ippón frente al anfitrión Hiroki Tachiyama, quien terminó con un tercer lugar.

Y Ortiz, igualmente medallista de bronce (+78 kg) en esta competencia, abrió con buen pie. Sin embargo, después perdió cerradamente por regla de oro contra la japonesa Daiki Kamikawa, quien se agenció el título.

Cuba, que asistió con siete mujeres y cuatro hombres a esta cita del orbe, finalizó en el decimoquinto puesto en la tabla general, con tres medallas de bronce. En la rama femenina fue octava (0-0-2) y decimotercera en la masculina (0-0-1).

Japón (10-4-9) arrasó en la justa, donde cada país pudo presentar dos figuras por división.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.