Segunda corona para Yunidis Castillo en Mundial de Atletismo

La cubana demostró una vez más su linaje y detuvo los relojes en 12.20 segundos, válidos para establecer una nueva marca en la lid universal y superar su anterior cota de 12.45

Autor:

Abdul Nasser Thabet

La «bala santiaguera» Yunidis Castillo precisa de mayor espacio para guardar sus títulos. En la mañana de este martes dejó bien clara su supremacía en la velocidad al destrozar los relojes de la pista Queen Elizabeth II con espectacular 12.20 segundos. El crono, marca para el evento, le valió su segunda medalla dorada en el Campeonato Mundial de Atletismo para ciegos, débiles visuales y limitados físico-motores, con sede en Christchurch, Nueva Zelanda.

La superdotada de 23 años, atleta de la categoría T-46 (amputación de miembro superior), había paseado la distancia en el heat eliminatorio número dos de la prueba marcando un excelente 12.33 segundos, récord para la justa.

Sin embargo, en la gran final expresó su «inconformidad» al rebajar 13 centésimas del tiempo estampado un día antes y que hasta ayer se atisbaba fenomenal.

Nuestra muchacha otra vez dejó tierra de por medio, al relegar a la rusa Nikol Rodomakina (12.51) y a la local Carlee Beattie (12.94), quienes tuvieron que conformarse nuevamente con ver durante toda la carrera la espalda de la criollita.

Aunque Yunidis quedó a 16 centésimas de su plusmarca mundial, vigente desde los Juegos Paralímpicos de Beijing 2008, no hay dudas de que si continúa a este ritmo el botín aumentará, y ya sabemos el metal que prefiere.

Todo parece indicar que debutará en los 400 metros planos, y aunque nunca le ha dado la vuelta al óvalo en competiciones internacionales, no sería un total asombro si se colgara otra medalla al cuello, pues calidad le sobra.

En esta ocasión la prueba más completa de la velocidad se correrá una sola vez, y la final directa tendrá a Rodomakina buscando el desquite frente a Yunidis. Además de la rusa, solo la sudafricana Anrune Liebemberg baja del minuto entre las seis confirmadas hasta ahora.

Por otra parte, toda Cuba espera este miércoles el debut de la jovencita Omara Durand, categoría débil visual, quien confirmó su clasificación directa a la discusión de las medallas de los 200 metros (T13), entre siete concursantes.

Omara estará además en similar final de los 400 metros (T13), el día 29.

No asombraría otra medalla antillana en la lid pues la joven de 19 años fue titular del mundo en 100 y 200 metros planos en el año 2007, cuando apenas era una niña.

Otra esperada actuación es la de Leonardo Díaz Aldana, recordista mundial y campeón olímpico de Beijing 2008 en el lanzamiento del disco en silla de rueda categoría (T-54). Nuestro corpulento tirador, evaluando la composición del programa, pudiera competir en también en bala y jabalina, aunque estos eventos no son su fuerte.

La delegación cubana ancló este miércoles en el lugar 18 de la tabla de medallas y pudiera mejorar su puesto después de la actuación de sus tres exponentes.

Si me permiten especular, creo que Cuba pudiera terminar con seis preseas, y con sobrado optimismo alego que cuatro, al menos, serán de oro. Veremos cuán hospitalaria se nos muestra Nueva Zelanda.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.