«Djoker», el intruso del tenis

El «incombustible» serbio Novak Djokovic es el responsable de que actualmente se cuestione el dominio del tenista más estable de los últimos tiempos, Rafael Nadal

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Nadal no es un Dios, puede caer. La aseveración hubiera parecido descabellada hace unos años, pero un hombre «común y corriente» se encarga de validarla hoy en día, al poner en duda la supremacía del actual número uno del ránking del tenis planetario.

El «incombustible» serbio Novak Djokovic es el responsable de que actualmente se cuestione el dominio del tenista más estable de los últimos tiempos. Y es que el balcánico parece haberle cogido la medida a un Nadal que, en mi opinión, deberá luchar hasta con los psicólogos para creerse que aún es el mejor.

Claro que un par de victorias no merecen tanto alboroto, pero la noticia ya es la comidilla de toda la prensa especializada.

Hasta ayer solo se hablaba del domino bipolar entre el Rafa y el suizo Roger Federer (número tres del escalafón), pero ahora «Djoker» entró como plato fuerte a una «mesa» de tres comensales.

El de los Balcanes comenzó este 2011 por todo lo alto, después de conquistar su segundo Abierto de Australia, primer Grand Slam de la temporada.

Pero sin lugar a dudas, lo que ha incentivado la polémica son sus 34 victorias consecutivas, y sobre todo, los seis títulos alcanzados en lo que va de año.

El extraclase de 23 años se impuso en el Open de Australia y los torneos de Dubai. Otras notas bien sonadas fueron sus victorias seguidas frente a Nadal en las finales de los torneos de Indian Wells y Miami antes de adjudicarse por segunda vez el certamen de Belgrado, su ciudad natal.

Posteriormente guardó en su vitrina, con sabor extra dulce, la «orejona» del Master 1000 de Madrid al imponerse nuevamente al español. Esta labor de Djokovic también le sirvió para dejar en 37 la racha ganadora de Nadal en canchas de arcilla.

Tras su victoria en la justa madrilista, Djokovic tiene casi en su raqueta la supremacía mundial, pues el próximo lunes podría alcanzar la condición de Nole (líder del ránking de la ATP), cuando la asociación rectora del tenis actualice su listado.

En la otrora época de tiranía a cuatro manos entre Nadal y Federer, parecía imposible que el balcánico pudiera colarse en este pulso por el pastel del deporte blanco. Ahora el serbio se erige como el mejor tenista del momento.

Para llegar a la cima, Djokovic tiene que ganar en el Masters 1000 de Roma esta semana, como ya hizo en la edición de 2008, y esperar a que el ibérico caiga antes de las semifinales. Entonces tendrá que pedir consulta hasta con la suerte, pues toda la ayuda que consiga será poca para lograr tal proeza.

Sin duda Nadal es humano, y como humano es proclive a las caídas, pero también a levantarse. Veremos que nos trae todo este show del deporte blanco.

Si el serbio alcanza la posición más alta de la ATP, se convertirá en el primero en hacerlo, más allá del suizo y el mallorquín, desde febrero de 2004. ¿Podrá Djokovic arrebatarle la «cadena» a Nadal?

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.