Se busca un protagonista - Deporte

Se busca un protagonista

Los jugadores cubanos dedicaron la jornada del martes a preparar con mucha ilusión el trascendental partido que se jugará esta tarde

Autor:

Raiko Martín

PARMA, Italia.— En esta ciudad del norte italiano y cuna de grandes exponentes del arte como Giuseppe Verdi o Bernardo Bertolucci, el equipo cubano necesita componer hoy su mejor obra maestra de la temporada cuando tenga net por medio a la fuerte escuadra local. Este es el único obstáculo que los separa de la final en la presente Liga Mundial de voleibol.

Tan rica como la historia de esta urbe famosa por su queso parmesano, su prosciutto (jamón) y su Duomo, es la saga de enfrentamientos entre estos equipos. Incluso las más recientes «leyendas», escritas por los locales hace unas semanas en Ancona y Andria, también tienen sus héroes y sus villanos.

Pero los jugadores cubanos ya pasaron la página y dedicaron la jornada de este martes a preparar con mucha ilusión el trascendental partido que se jugará en la noche (hora local) en la sala Palasport Raschi, con capacidad para unos 5 000 espectadores.

El ambiente previo es inmejorable y desde el lunes ya no quedan boletos en las taquillas. Varios lugareños de paso por el Monumento al Partisano en la Plaza Marconi comentaron a este redactor el interés que ha despertado el duelo, y algunos de ellos rememoraron hasta la final del Campeonato Mundial de 1990 entre cubanos e italianos, cuyo momento culminante ha sido reiterado varias veces por la televisión local.

Para el elenco que dirige Orlando Samuels está muy clara la misión. Todos los jugadores saben que estos dos partidos definen el destino del equipo, que contra viento y marea ha luchado por llegar a la fase final del torneo.

«Necesitamos los dos triunfos para depender de nosotros mismos», les repite una y otra vez el estratega a sus pupilos durante cada charla, en clara alusión a lo sucedido durante el pasado Campeonato Mundial, cuando algunos equipos forzaron resultados por conveniencia, para evitar enfrentamientos con rivales peligrosos.

Tal y como está el panorama, existen varias combinaciones de desenlaces para definir los cinco cupos finalistas que quedan sin nombre.

Todo parece indicar que la agrupación A aportará tres aspirantes. Brasil apenas necesita un punto de seis frente a los polacos —finalistas por ser sede— para asegurarse el primer puesto, mientras Estados Unidos no debe afrontar mayores contratiempos para barrer a Puerto Rico y llegar a 24 puntos.

La serie del grupo C, entre Argentina y Serbia, con sede en tierras europeas, se presenta muy interesante. Cualquiera de los dos equipos puede terminar en la primera plaza y el dato nos conviene.

Visto desde la distancia, el candidato con menos acumulado es Bulgaria, que cierra sus presentaciones frente a una Rusia ya clasificada y líder indiscutible de la llave B. Pero la posición de los rusos pudiera llevar al técnico Vladimir Alekno a dar descanso a varios de sus estelares, algo que pudieran aprovechar los balcánicos para meterse en el juego. En definitiva, cosas peores ya fueron vistas.

Pero el técnico italiano Mauro Berruto no parece estar dispuesto a hacer concesiones. Es que no le debe hacer mucha gracia —aún con la clasificación asegurada— llegar a la final como segundo de grupo. Y a eso se expone si los suyos caen dos veces ante los cubanos.

Para enfrentar a Corea del Sur el pasado fin de semana, Berruto recuperó a Cristian Savani y este aportó 17 puntos entre los dos desafíos. A pesar de la insistencia, el entrenador no ha querido «soltar prenda». Sin embargo, es muy seguro que abra de titular junto a Michal Lazko e Iván Zaytsev, los otros dos artilleros de lujo del equipo azzurri.

Tampoco Samuels ha tomado una decisión definitiva en cuanto a la elección del opuesto titular para la ocasión, aunque todo apunta hacia Rolando Cepeda, quien logró 11 puntos en el último choque contra los franceses.

Así, la escena está lista para ver en la tarde cubana una nueva historia entre titanes. Solo falta por saber quiénes serán esta vez los elegidos para escribirla.

 

 

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.