Cuando el agua regresa al tinajón

La selección de Camagüey recuperó invicta la corona del Torneo Nacional de Boxeo por Equipos, que concluyó este miércoles en la sala Alejandro Urgellés, de esa ciudad

Autor:

José Luis López

SANTIAGO DE CUBA.— Sin tapujos, la avezada selección de Camagüey corroboró los pronósticos precompetencia y recuperó invicta la corona del Torneo Nacional de Boxeo por Equipos, que expiró este miércoles en la sala Alejandro Urgellés, de esta ciudad.

Los agramontinos, que habían cedido el pasado año por un punto ante Guantánamo —el gran ausente ahora—, se impusieron a Santiago de Cuba por 48-32 (6-4) en la jornada final, para recoger cosecha de 261 puntos.

Por los «tinajoneros», el crucero Leinier Peró tomó revancha del Córdova Cardín y superó 36-21 al bronce mundial José Ángel Larduet, en el mejor combate del torneo.

No hubo tregua. Fueron nueve minutos de letal «bombardeo» de golpes a las respectivas anatomías. Pero la ventaja de Peró en la puntuación debió haber sido más estrecha.

Además, vale citar el cuarto triunfo antes del límite de tiempo para el «refuerzo» Robeisis Ramírez (52 kg), quien le pegó en demasía a Bárbaro Castillo y decretó su abandono.

Por los santiagueros, que terminaron terceros con 235 puntos, vencieron figuras claves como el titular del patio Jorge Luis Mustelier (56 kg), por 28-7 frente a Liván Alcolea. También sonrió el supercompleto Erislandi Savón, quien marcó 15 puntos y solo le permitió uno a Ricardo Agüero.

Mientras, La Habana sacudió sin contratiempos 55-23 (9-1) a Granma y finalizó segunda con 240 puntos. Aquí debemos destacar el aporte de los «refuerzo» Ronniel Iglesias (64 kg) y Lázaro Álvarez (56 kg), invictos en sus cinco presentaciones.

Las potentes combinaciones de Iglesias, provocaron el abandono de Miguel Arrechea, en tanto Álvarez impuso su «esgrima» y férrea defensa, para batir 15-4 a Yumaiki Aguilar.

Pero vale apuntar el talento del imbatible mosca de solo 16 años, Leodán Núñez, quien ganó cinco pleitos en la eliminatoria occidental y cuatro en esta gran final, donde cerró con paliza de 34-18 ante Daimel Rodríguez.

En el último cartel del torneo, Matanzas se impuso a Villa Clara por 48-32 (6-4) y terminó en la cuarta plaza con 174 unidades.

Los villaclareños fueron quintos (158 rayitas) y el equipo de Granma (128) se hundió en el sótano.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.