Dayron Robles renunció a correr en la oncena parada de la Liga de Diamante

Yargelis Savigne continúa dominando el ranking del triple salto en la competencia a pesar de anclar segunda este viernes

 

Autor:

Abdul Nasser Thabet

La frase «¡Mamma Mia!», rememorando al más prolífico grupo musical sueco (ABBA), salió este viernes de la garganta de todos los espectadores en la oncena parada de la Liga de Diamante, con sede en ese país escandinavo. El célebre verso estremeció miles de cuerdas vocales luego de confirmarse, a última hora, que el duelo más esperado de la jornada, entre Dayron Robles y David Oliver, no iba a amenizar el espectáculo por la quinta gema de la disciplina.

El campeón olímpico y recordista mundial declinó su participación en el mitin de Estocolmo alegando molestias en un tobillo, producto del tropezón que sufrió hace unos días en Barcelona. Habrá que esperar entonces a la sexta carrera de la justa, programada para el próximo 5 de agosto en Londres.

Para colmo de «males» el claro favorito, dada la ausencia del Lord del Guaso en la cita sueca, no pudo imponerse y entró segundo a la meta (13:28 segundos). El oro colgó del cuello de su coterráneo Jason Richardson (13:17) mientras el jamaicano Dwight Thomas entraba tercero (13:40).

Ahora Oliver domina el ranking de la Liga con 10 unidades, seguido del chino Liu Xiang y el estadounidense Aries Merritt (ambos con 6). Sin embargo, existen posibilidades reales para que Dayron se aferre a la cima y gane la carrera por el diamante, pues no ancla muy alejado de los punteros (cuarto con cuatro rayas).

Resulta que solo restan dos pruebas por disputar y si en ambas se corona nuestro muchacho será el dueño absoluto de la piedra preciosa (sumaría 16 unidades). Aunque el asunto se complicaría si el oriundo de Orlando obtiene dos segundos lugares, ya que llegaría entonces a la misma cantidad de puntos que el cubano, y habría que acudir entonces a la cantidad de mítines ganados, donde el average favorece al norteño.

En un cachumbambé

Al parecer, las dos principales figuras del triple salto mundial andan montadas en un cachumbambé, pues Yargelis Savigne y Olha Saladucha se alternan el liderato y las mejores marcas en todas las paradas de la Liga más «brillante» del mundo. Esta vez, en el país del afamado director cinematográfico Ingmar Bergman, se rodó una película en la que la ucraniana fungió como protagonista. Allí construyó el mayor castillo de arena en el tanque de saltos, gracias a un súper brinco de 15,06 metros con una dadivosa ventisca de 2,3 m/s de aire a su favor. La marca resultó lo más impactante de la temporada, superando ampliamente el 14,87 de la cubana Yargelis Savigne.

Nuestra otra representante, Mabel Gay, culminó cuarta, a 26 centímetros del bronce de la colombiana Caterine Ibarguen (14,83).

Yargelis ostentaba el mejor registro de 2011, conseguido en la pasada fase del circuito con presencia de la prueba, celebrada en Paris.

En la ciudad del amor se impuso la guantanamera con un más que respetable (14,99), dejando sobras plateadas para de Europa (14,81).

Pero los números favorecen a nuestra muchacha, ya que lidera la justa con 14 puntos producto de sus tres victorias. Olha la sigue bien de cerca con 12 unidades (dos triunfos), cuando solo restan un par de urbes por visitar. Ninguna otra competidora ha ganado en lo que va de certamen.

Para confirmar el continuo sube y baja de estas fuera de serie basta repasar el otro duelo entre ellas, disputado en Oslo. La ciudad noruega acogió la competencia más reñida hasta ahora. En esa ocasión ambas atletas registraron un salto cumbre de 14,71 y hubo que recurrir al segundo mejor brinco para desenmarañar la pita. Por suerte, las marcas en la arena favorecieron por apenas un centímetro a Yargelis (14,70).

Los otros dos episodios con el triple salto como evento protagónico no contaron con la rivalidad de la antillana y la del Viejo Continente. En Shangai, segunda visita en el cronograma competitivo, ganó Yargelis fácilmente (14,68) ante la ausencia de su más enconada rival.

En cambio, la cuarta parada de la serie diamantina, acaecida en la ciudad norteamericana de Eugene, vio como volaba bajito la europea. Así consiguió el oro con el mejor registro para la temporada entonces: 14,98 (ahora es el tercero).

En otros resultados acaecidos en Estocolmo, la balista Misleydis González ancló octava este jueves(18,53) en prueba dominada por la fenomenal Valerie Vili (20,57).

En los 200 metros planos el siempre esperado Usain Bolt consiguió el oro fácilmente (20:03). Por su parte, la bella y extraordinaria rusa Yelena Isinbayeva amordazó las bocas que injuriaban su condición de dueña y señora de las alturas. La recordista mundial de salto con pértiga en 27 ocasiones, voló sobre los 4,76 metros y se coronó en la urbe sueca. La también doble campeona olímpica se va reencontrando poco a poco con su acostumbrado nivel luego de un largo tiempo de ausencia de los escenarios internacionales. Su principal meta este año es el Mundial al aire libre, a celebrarse del 27 de agosto al 4 de septiembre en Daegu, Corea del Sur. ¿Podrá ganar el título que le fue esquivo hace dos años en Berlín?

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.