Mujeres de cuidado

Un análisis de las posibilidades de implantar nuevos récords de las damas en la jabalina, salto alto y pértiga, y el chance para las cubanas que pugnarán en la urbe asiática

Autor:

Abdul Nasser Thabet

Ya está publicado el programa oficial del Mundial de atletismo, a celebrase en Daegu, Corea del Sur. La XIII cita cumbre del deporte rey acogerá 47 disciplinas repartidas entre ambos sexos, y como les prometimos continuaremos el análisis de cada prueba, teniendo en cuenta a los principales exponentes en competencia, sus posibilidades de implantar nuevos récords, y el chance para los cubanos que pugnarán en la urbe asiática.

Respetando el orden que propusimos el primer día, seguiremos con las muchachas del campo atlético para posteriormente pasar a las de la pista. Hoy les toca a las damas de la jabalina, salto alto y pértiga.

Las mejores atletas dardo en mano estarán en Corea dentro de nueve días. De ahí que la cubanita Yanet Cruz tenga por delante un reto sumamente difícil. Nuestra representante ancla novena en el escalafón mundial, merced a un envío registrado como el 33ro. más potente del año (63,50 metros).

La bruja de esta película, por el miedo que suscita, es Barbora Spotakova. Aunque en su caso en vez de la escoba, lo que vuela, y descomunalmente, es una jabalina. La checa, además de poseer el récord de la especialidad (72,28 metros), domina el escalafón en lo que va de temporada, con un disparo de 69,45 y otras dos firmas entre los diez mejores envíos. Además, a sus 30 años ya posee un metal áureo bajo los cinco aros, hace tres años en la capital china, y otro de igual valor en el Mundial de Osaka, Japón, en 2007. Por si fuera poco, terminó segunda en tierras germanas hace 24 meses.

Otra que impresiona no más mirarla es Christina Obergfoll. La alemana manda en la Liga de Diamante, gracias a sus 20 unidades, a diez «galaxias» de Spotakova.

La bávara posee cuatro lanzamientos en el top ten de la IAAF en este 2011 y es, junto a la checa, una de las favoritas para ensartar el oro.

Ella sabe muy bien lo que es un gran evento, pues ostenta una presea bronceada en la Olimpiada de Beijing 2008, y dos plateadas en mundiales (Helsinki 2005 y Osaka 2007).

La rusa María Abakumova también debe entrar en la pelea. Un disparo de 67,98 esta temporada y un tercer lugar en Berlín presagian su presencia en la final coreana. Y ya. No hay más pasteles en el horno.

Una de las pruebas más esperada es el salto con pértiga. Nuevamente las cubanas Yarisley Silva y Daylis Caballero caminarán sobre fuego teniendo en cuenta a las rivales de turno.

Silva posee el salto número 23 del año (4,66, tope nacional), por detrás de nueve mujeres. En tanto, Daylis es dueña del registro 79 y ancla como la 22da. mejor ubicada (4,51).

Después de una prolongada ausencia del circuito internacional, y aun cuando no ha destacado en lo que va de año, la fenomenal y bellísima rusa Yelena Isinbayeva es favorita para imponerse en Corea. Es la única mujer que ha volado sobre los cinco metros, y ya batió el récord de la disciplina en 27 ocasiones. En su biografía destacan dos coronas olímpicas (Atenas y Beijing) e igual número de  títulos mundiales (Helsinki y Osaka).

Por ello, a pesar de solo ubicarse como cuarta en 2011, de acuerdo con sus 4,76 metros a ras de varilla, y quedarse en blanco en la cita germana de 2009, todo el orbe espera que toque las nubes nuevamente.

No obstante, el listado de 2011 lo comanda Jennifer Suhr (4,91 y 4,79). La norteamericana es subcampeona en los juegos estivales de 2008. También hay que tener en cuenta a las teutonas Martina Strutz (segunda con 4,78) y Silke Spiegelburg (quinta con 4,75). Spiegelburg, la muñeca de plata, es puntera en la Liga de Diamante (diez tantos), pero solo conoce el segundo lugar y solamente en campeonatos europeos. Fuera de ahí, no se ha consagrado todavía.

Otra con un agregado intravenoso de puro helio es Anna Rogowska. La polaca, campeona defensora, tiene el quinto salto más alto del orbe en 2011. Además, marcha tercera en la justa diamantina. Nada, que estas mujeronas sí son de altura, y no lo digo en sentido figurado.

Flotando un poco menos que las pertiguistas aparecen las chicas del salto alto. Aquí descolla la croata Blanka Vlasic, quien llegó en junio pasado a los 2,00 metros de altura (segunda firma del semestre). Solo es superada en el listado de la IAAF por la rusa Anna Chicherova (2,07) y plata en el Mundial de Alemania.

La chica de Croacia se coronó en Osaka y en Berlín, además de terminar segunda en la pasada Olimpiada. Por ello es la favorita de todos los expertos, incluso para destrozar el tope universal de 2,09 en poder de la búlgara Stefka Kostadinova desde 1987. ¿Quién piensa lo contrario?

Estas dos mujeres lideran el escalafón de la Liga más brillante del orbe, con 18 y seis puntos, respectivamente.

Fotos Relacionadas:

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.