La Cruz siguió la huella

El boxeador cubano Julio César la Cruz fue seleccionado como el mejor pugilista de América en el año 2011

Autor:

José Luis López

La buena nueva para el boxeo cubano se conoció en Montego Bay, Jamaica: el semicompleto Julio César la Cruz (81 kg) fue seleccionado como el mejor pugilista de América en el año 2011.

Con este liderazgo, La Cruz siguió la huella de los lauros obtenidos por boxeadores cubanos en los dos años anteriores, cuando el ligero welter Roniel Iglesias y el mosca Robeisis Ramírez fueron «agraciados» en 2009 y 2010, respectivamente.

Entre otros cetros, La Cruz se tituló en el Campeonato Mundial de Bakú, capital de Azerbaiján, donde logró su boleto para los Juegos Olímpicos de Londres, así como en los XVI Juegos Panamericanos dirimidos en Guadalajara, México.

El joven peleador, capitán de la selección nacional, también se impuso en el torneo Córdova Cardín, en el Batalla de Carabobo, ganó el certamen de los IV Juegos del ALBA y el prepanamericano.

Además, La Cruz regresó a Cuba con sendas medallas de bronce en el Memorial Bocskai, de Hungría, y el Strandzha, de Bulgaria, eventos en los cuales sufrió sus dos únicas derrotas del año.

Contra el «as del contraataque» pugnaron ahora su coterráneo Lázaro Álvarez (56 kg) y el brasileño Everton Lopes (64 kg), también monarcas en la justa del orbe de Bakú.

Bocskai a la vista

Mientras, este lunes partió hacia Hungría un equipo cubano de nueve hombres, para intervenir desde mañana en el Memorial Bocskai. En esa potente «novena» hay seis clasificados para los Juegos Olímpicos de Londres: La Cruz, Álvarez, Yosvany Veitía (49 kg), Ramírez (52 kg), José Ángel Larduet (91) y Erislandy Savón (+91).

En el elenco dirigido por Rolando Acebal también aparecen Iglesias, titular mundial en 2009, junto a los subcampeones olímpicos Carlos Banteur (69 kg) y Emilio Correa (75 kg).
La convocatoria de este trío es un grito a viva voz de que serán ellos los representantes cubanos en el evento preolímpico de América, con sede en Río de Janeiro, en mayo próximo.

Savón y Correa se alzaron con el título en la pasada edición del certamen húngaro, donde fue segundo el ligero Yasniel Toledo —ausente ahora por razones técnicas—, en tanto La Cruz, Ramírez e Iglesias terminaron terceros.

Tras finalizar su actuación en Hungría, los cubanos se trasladarán a Bulgaria para cruzar guantes en el Strandzha. Luego regresarán a casa y pocos días después partirán hacia la República Checa para combatir en el torneo Ústi nad Labem, de Praga, que no convoca las divisiones de 49 y 52 kilogramos.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.