La ciudad y el abismo

Este sábado La Habana encajó una costosísima derrota de 1-3 frente al embalado Camagüey durante la octava fecha

Autor:

Raiko Martín

De la pesadilla no despierta el equipo de La Habana, que este sábado encajó una costosísima derrota de 1-3 frente al embalado Camagüey durante la octava fecha del Campeonato Nacional del fútbol cubano.

Siguen los capitalinos sin respuestas para las ausencias de sus internacionales, pues si bien es cierto que son los más afectados con la concentración de la escuadra sub-23, los movimientos en su esquema no han sido afortunados.

Todo parecía rosas sobre el césped del Pedro Marrero después que en el tercer minuto Pedro Darío Suárez, uno de los más bajitos de la banda, flotara sobre toda la defensa visitante para cabecear hacia las redes una falta botada por Jaine Colomé desde el lateral derecho.

Sin embargo, poco a poco el planteamiento anfitrión desapareció en la hierba, en parte por su incapacidad de conectar las líneas. Una y otra vez tropezó con el diseño dibujado por el técnico Roberto Regalado, sólido de medio campo hacia atrás y eficiente en las transiciones.

Deberían todos los equipos –entiéndase los que juegan nuestro torneo- aprender del manual de contragolpe agramontino. En dos jugadas casi idénticas reconstruyeron su partido, y dejaron en evidencia que poner a Vinent y a Yusvani Caballero pegados a la línea de cal derecha nunca fue una feliz idea.

Tampoco la de iniciar con Jaine en el centro de la zaga, y mucho menos la de darle al jovencito Rafael Salas la misión de barrer todo lo que apareciera por delante de la línea defensiva.

Y así, un robo de balón en la medular terminó en un pase cruzado a las espaldas del «Pulla» Caballero y en un centro bien sentenciado por Osmani Montero.

Tres minutos después, el mismo trazo puso mano a mano a Mandy Coroneaux con el arquero Ballines, pero el rebote fue mal defendido y Raydel Fernández se apuntó la segunda diana en el 36.

Para la segunda parte el estratega capitalino Lázaro Rodríguez hizo entrar a Jensy Muñoz y Randy Lizama, pero ninguno de los dos tuvo el impacto esperado. Más bien el equipo quedó expuesto a las contras, como la que puso al recién ingresado Zaure Burón frente a la tercera perforación de su equipo ya con el tiempo cumplido.

El resultado puso a los anfitriones al borde del abismo. Llevan cinco fechas sin probar la victoria y marchan por fuera de la zona de clasificación. Todo lo contrario le sucede a los camagüeyanos, quienes han sumado siete de los nueve puntos posibles en las últimas tres fechas, y sin mucho ruido se colaron en la tercera posición.

Mientras, los monarcas de Villa Clara prosiguieron su endemoniado paso con un triunfo por 2-1 sobre Cienfuegos en Zulueta. Allí, el sureño Yosniel Pez abrió la cuenta en el minuto 65, pero Yasmani Izanaga en el 69 y Reydenis Dueñas en el 78 salvaron el invicto del llamado «Expreso del Centro».

A su vez, Ciego de Ávila estiró su pésima racha frente a los guantanameros, quienes han vencido cinco veces y empatado dos desde octubre de 2001, cuando perdieron por última vez un duelo particular. Esta vez fue Hanier Dranguet el encargado echar sal en la herida con un penal en el minuto nueve.

Por último, Las Tunas no termina de encarrilar su trayectoria, pues cayó por 0-1 ante Granma. Adonis Ramos fue el autor de la diana que le incluye en el grupo de jugadores que marchan con tres perforaciones. El villaclareño Roberto Linares y el avileño Ángel Rodríguez se mantienen como máximos artilleros con cinco, mientras los guantanameros Aliannis Urgellés y Alexei Zuaznabar tienen cuatro en su cuenta.

POSICIONES: 1. Villa Clara (23 puntos), 2. Guantánamo (18), 3. Camagüey (12), 4. Ciego de Ávila (11), 5. La Habana (10), 6. Granma (10), 7. Cienfuegos (7), 8. Las Tunas (6).

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.