El Barça da un golpe de timón

Josep Guardiola, el técnico que guió al Barcelona en la etapa más prolífica del club, anuncia su salida del banquillo que será ocupado en lo adelante por su ayudante Tito Vilanova

Autor:

Juventud Rebelde

La decisión del Barcelona de ascender al ayudante de campo Tito Vilanova para sustituir a Pep Guardiola como entrenador del equipo del fútbol español es una apuesta significativa, pero para un club cuyo reciente éxito se ha cimentado en gran medida en el talento de la cantera, podría ser un toque maestro.

Tras llevar al Bar a conseguir un récord de 13 trofeos en cuatro temporadas, Guardiola dijo este viernes que se marcha porque se siente agotado, y el presidente Sandro Rosell anunció que Vilanova se hará cargo del equipo la próxima temporada.

Guardiola ha comentado a menudo su confianza en su gran amigo, con el que estuvo en sus años de juventud en la Masía -la cantera del Barça-, y es a él a quien se dirige en busca de consejo cuando hay que efectuar cambios estratégicos durante los partidos.

Ambos tienen una personalidad similar. No gritan, trabajan duro y son estudiosos metódicos del fútbol, devotos del estilo de posesión de balón y pases fluidos que han desarrollado desde La Masía.

Aunque Vilanova, de 42 años, podría no generar el respeto inmediato que la exitosa carrera que Guardiola le ha dado, tiene una relación cercana con la plantilla del Barça, particularmente con los miembros que vienen de la cantera, a muchos de los cuales entrenó cuando eran adolescentes.

Tras su carrera sin brillo como jugador en clubes como Celta de Vigo y Elche, volvió en la temporada del 2001-02 para hacerse cargo de un Barcelona B, en el que despuntaban los ahora consagrados Lionel Messi, Cesc Fábregas y Gerard Piqué.

DUPLA DE LUJO

Vilanova estuvo al lado de Guardiola cuando llevó al equipo B al ascenso a la Segunda División en el 2007, y ha sido una presencia constante en las cuatro temporadas que ha dirigido al primer equipo, salvo un breve período de convalecencia el año pasado tras operarse de un tumor en las glándulas salivales.

Guardiola siempre ha expresado su agradecimiento al ex presidente Joan Laporta por darle la oportunidad de dirigir al Barça en el 2008, con tan sólo unos años de experiencia en una liga regional.

En su rueda de prensa de despedida el viernes, el entrenador de 41 años dijo que la junta directiva había tomado una sabia decisión con la promoción de Tito.

«Es una persona más que capaz y los jugadores le conocen», afirmó el ahora ex técnico blaugrana. «Yo sólo daba voz a las ideas conjuntas que teníamos los dos».

Vilanova tendrá que hacer algunos ajustes en el equipo, ya que jugadores como el capitán Carles Puyol y Xavi están en el ocaso de sus carreras, y Eric Abidal se está recuperando de un trasplante de hígado.

Como Guardiola antes que él, tendrá una rica cantera de talentos entre los que elegir, y ese será precisamente uno de los rasgos de su ex jefe que seguramente emulará.

Por ahora, el Barcelona tiene cuatro partidos de la Liga con Guardiola y Vilanova en el banquillo, además de la final de la Copa del Rey frente al Athletic de Bilbao el próximo mes.

Asumir el riesgo de un entrenador sin experiencia pero que se ha formado en el club y que ya conoce a los jugadores ha funcionado bien antes y bien podría volver a hacerlo ahora.

Comparte esta noticia

Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.