Tenemos fuerza, nos faltan mañas

Cuba perdió frente a Serbia en la Liga Mundial de voleibol que se juega en la ciudad japonesa de Hamamatsu

Autor:

Raiko Martín

En el voleibol de alto nivel, la experiencia pesa más que un matrimonio mal llevado. Quedó demostrado otra vez durante las primeras horas de este sábado, cuando en la ciudad japonesa de Hamamatsu los jugadores del equipo de Serbia, más acostumbrados al rigor de las grandes citas, le recetaron la primera derrota a la escuadra cubana en la presente Liga Mundial.

Hablar del tibio comienzo de los equipos cubanos frente a rivales de primera línea, sería chapotear en el mismo charco. Parece ya una actitud endémica, nada que ver con cuestiones de sexo. Cierto es que net por medio tenían plantada casi una muralla con Stankovic y Podrascani como pilares, y que Starovic y Kovacevic se presentaron con el cañón afinado. Pero cómo explicar que tras un pálido 19-25 adverso, se lograra equilibrar la balanza ganando la segunda manga con un cómodo 25-20. ¿Méritos propios o debilidades del oponente?

La clave estuvo en la actitud. Entonces comenzó a fluir la estrategia cubana, extremadamente agresiva con el servicio, con mayor variación en las opciones ofensivas. Y a eso se sumó la aparición de un bloqueo hasta ese momento completamente despistado. Así, la evidente superioridad del adversario quedó reducida, y comenzó un partido equilibrado.

Pudo el duelo inclinarse hacia cualquier lado, pero los discípulos de Orlando Samuels no supieron defender con éxito ventajas conseguidas a fuerza de remates, y en los momentos decisivos eligieron la peor opción. En esas oportunidades se fueron varios de los 22 errores que favorecieron a los serbios.

Sendos parciales de 27-25 sentenciaron un match que sobre el papel tuvo números bastante ilustrativos. Sin contar el apartado de errores, los serbios fueron mejores en bloqueo (13 por siete) y más efectivos en los remates (53,92 por 45,08). Además, cuatro de sus hombres tuvieron dobles dígitos en la casilla de puntos.

Desde la misma planilla reconfortaron las actuaciones de Wilfredo León y Fernando Hernández, con 20 y 19 puntos, respectivamente, así como las 11 unidades firmadas por el central Isbel Mesa. Y aún sin redondear estadísticas superlativas, el jovencito David Fiel volvió a liderar el bloqueo con tres paredes levantadas.

Por lo visto hasta ahora, el futuro del voleibol masculino cubano vuelve a ser, por enésima vez, cuestión de tiempo y horas de vuelo. Los partidos frente a japoneses y serbios, así como el jugado esta madrugada frente a los potentes rusos, han sido muy beneficiosos antes de encarar el preolímpico de Alemania, que está al doblar de la esquina.

Londres más lejos

Las aspiraciones olímpicas de la selección femenina cubana dieron este sábado un paso hacia atrás con la derrota por 0-3 ante Corea del Sur, durante el inicio del último torneo clasificatorio que se disputa en tierras japonesas.

Las sudcoreanas, impulsadas por la efectividad de Kim Yeon-Koung y Hwang Youn-Joo —ambas con 16 puntos— se impusieron en los tres parciales con marcadores de 25-19, 25-23 y 25-20.

Por Cuba sobresalieron a la ofensiva la pasadora Yanelis Santos y la auxiliar Wilma Salas, con diez y nueve unidades, respectivamente.

Las cubanitas asumían en la madrugada de hoy su segunda presentación ante las peruanas, quienes también cedieron en su debut por 0-3 frente a las anfitrionas. En otros resultados de la primera jornada, Serbia superó a Taipei de China por 3-0 y Rusia a Tailandia con similar marcador.

Comparte esta noticia



Enviar por E-mail

  • Los comentarios deben basarse en el respeto a los criterios.
  • No se admitirán ofensas, frases vulgares, ni palabras obscenas.
  • Nos reservamos el derecho de no publicar los que incumplan con las normas de este sitio.